CON QUÉ SE COME LA ALERTA DE GÉNERO.MÉXICO.2013

Lydiette Carrión

Desde 2007, la ley contempla la alerta de género. En teoría, funcionaría así: un grupo de la sociedad pide que se active y ofrece sus alegatos, se reúnen las presidentas de los institutos de la mujeres de todo el país, así como el secretario de Gobernación y otros funcionarios, evalúan los hechos y activan la alerta si lo consideran necesario.
Entonces fluye dinero para que autoridades y organizaciones estudien por qué ocurre la violencia.
Por ejemplo, en el Estado de México, el transporte público ha sido identificado como punto peligroso para las mexiquenses. La mayoría trabaja en el Distrito Federal y regresa a su hogar por la noche. En las paradas de autobuses, en los peseros que se van quedando vacíos, en las calles poco iluminadas, ocurren los ataques.
Con la alerta de género se podría estudiar el sistema de transporte público, los puntos más peligrosos  y hacer los cambios necesarios.
En el papel, la alerta y la ley son muy bonitas. Hasta vienen expertos de otros países para estudiarla e implementarla en otras partes. El problema es que desde 2007 a la fecha, de las seis ocasiones en que se ha solicitado la alerta de género, no se ha puesto en marcha ni una vez. Ni una sola. Ni cuando en la zona triqui de Oaxaca estaban desapareciendo y matando mujeres en medio de un terrible conflicto social, ni cuando empezaron a desaparecer y a matar mujeres en Nuevo León en el contexto de la guerra contra el narcotráfico, ni, por supuesto, cuando se solicitó para detener la ola de feminicidios en el Estado de México.
El problema, explican organizaciones es que las autoridades perciben la Alerta como un arma de golpeteo político.
En enero de 2011, las autoridades decidieron no declarar la alerta de género en el Estado de México. Entonces varias organizaciones presentaron un amparo que fue admitido por un juez federal. Por mandato, las autoridades deberán discutir de nuevo y decidir sobre la alerta en el Edomex. La fecha para ello es el próximo 19 de julio.
¿Qué harán las autoridades? Haga su quiniela.
Glosario de Supervivencia
Recompensa: Medida desesperada de las autoridades, dirigida no tanto a resolver casos, sino a acallar a la opinión pública cuando las investigaciones son un desastre.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s