Crecen en Oaxaca,México feminicidios, la impunidad y la falta de voluntad política para frenarlos.2013

Con 235 casos registrados, el gobierno de Gabino Cué se niega a dar la alerta de género

En dos años el incremento de las agresiones contra mujeres ha desatado una auténtica sicosis

Aspecto de una marcha en Oaxaca para exigir justicia en el caso de la joven Dafne Denisse Carreño Bengochea, quien fue asesinada a puñaladas por su ex novio Alejandro Enrique Rivera López el 11 de abril pasadoFoto Sanjuana Martínez
Sanjuana Martínez
Periódico La Jornada
Domingo 1º de septiembre de 2013, p. 29

Oaxaca.

Estela María Lázaro Feria cargaba a su bebé en la espalda con un reboso y llevaba de la mano a su niña cuando corrió para salvar la vida. Su asesino, David Mendoza, la alcanzó en el bosque y le disparó a bocajarro en la cabeza. La niña y el bebé sobrevivieron. La pequeña Elisa cargó a su her­manito hasta la choza de su abuela Benita Feria Ávila, de 73 años, y la vio en el suelo sin vida con una tortillera de acero en la cabeza. Allí estaba también su tía Elizabeth Cruz Feria, de 18 años, tendida en el suelo cubierta de sangre. Las tres fueron asesinadas por practicar brujería.

Como en el siglo XVII, la cacería de brujas ocurre en el municipio de Santa Cruz Nundaco, en la región mixteca. Los hermanos David y Javier Mendoza confesaron el triple asesinato, ocurrido el pasado 13 de julio. Dijeron que fue por venganza. Su madre, Constantina Juana Ávila Lázaro, murió supuestamente por un brebaje que le dio Benita Feria Ávila, una de lasejecutadas. Ambos habían ido con una vecina que les leyó las cartas y les señaló a la bruja.

Dato sexenal

Para la fiscalía de Oaxaca el triple asesinato no tiene nada que ver con la categoría de feminicidio, ni con el alarmante incremento de asesinatos de mujeres. Durante el presente año, se han registrado 45 crímenes y en el sexenio de Gabino Cué son ya 235 homicidios de mujeres, aunque el gobernador se niega a dar la alerta de género.

En los últimos dos años losfeminicidios se han incrementado de manera alarmante. De acuerdo con cifras de la Subprocuraduría de Delitos Contra la Mujer por Razón de Género, de 2010 a 2012 se registraron al menos 235 asesinatos. El Colectivo Huaxyacac señala en su informe ciudadano ¡Justicia ya!: feminicidio y violencia contra las mujeres en Oaxaca a dos años del gobierno de la alternancia 2011-2012, que la inacción de las autoridades locales ante el incremento en 50 por ciento de los casos de homicidios de mujeres manda a la población el mensaje de que lavida y la integridad femenina no valen nada.

La activista en favor de las mujeres Yésica Sánchez Maya, coordinadora del Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad en Oaxaca se muestra indignada: La protección a la vida y la integridad física de las mujeres y su seguridad es un tema de segunda mesa. No hay priorización, presupuesto, ni voluntad gubernamental. Definitivamente les ha dejado de importar la vida de las mujeres y lejos de estar preocupados por la vida de ellas, están preocupados por el turismo y la inversión, dice en entrevista.

Comerciantes, empresarios y gobierno argumentan que una alerta de género perjudicaría la economía del estado. Y el procurador del estado, Manuel de Jesús López López, señala que, pese a las cifras y el grave incremento de los casos, no se cumplen los requisitos para la activación de la medida que protegería la vida de las mujeres.

Violencia feminicida

En los últimos dos años los casos más abyectos de violencia contra mujeres se han registrado en Oaxaca: violadas, quemadas, mutiladas, acuchilladas, torturadas… la ola de violencia ha generado una auténtica sicosis.

Tanto es así que Anabel López Sánchez, directora del Instituto de la Mujer Oaxaqueña (IMO), acudió la Comisión de Derechos Humanos del Congreso del estado para informar a los legisladores que la violencia feminicidaestá desbordadaSe podrá erradicar desde el combate a la pobreza y marginación en que viven miles de mujeres.

Con apenas recursos, el IMO atendió el año pasado a 2 mil 668 personas violentadas, de las cuales mil 465 son mujeres, 368 hijas y 565 hijos: “La violencia feminicida está desbordada desde hace muchos años en Oaxaca, y ahora se nota más porque se denuncia más”.

La falta de presupuesto y de acceso de las mujeres a la justicia, junto a la impunidad, son los grandes impedimentos para bajar los índices de violencia. El caso de Dafne Denisse Carreño Bengochea (21) es ilustrativo. La joven fue asesinada a puñaladas por su ex novio Alejandro Enrique Rivera López (24) el pasado 11 de abril.

Nunca pensé que Alejandro me la fuera a matar, dice llorando Zoila Bengochea Espitia (49). Está sentada frente a la mesa. Se calma y continúa: “Era muy celoso. Me la mató de siete puñadadas. Ella trató de defenderse. La atacó arriba y huyó. La última puñalada que le dio le quitó la vida. Le perforó el pulmón. Los vecinos me contaron todo. Estaba muerta cuando él la agarró del cuello y le dijo: ‘Gracias por los momentos que me regalaste. Te amo’. Luego se hirió en la traquea. Se lo llevaron a una clínica particular porque sus padres tienen mucho dinero. Fue injusto. Le dije al gobernador que me explicara por qué el asesino de mi hija gozaba de privilegios”.

Al joven no le han dictado el auto de formal prisión a pesar de las pruebas y su propia confesión de asesinato: “La familia es pudiente y ha habido mucha corrupción. Quiero que se haga justicia. Era mi hija. Es feminicidio. Debería estar sentenciado. Merece 35 o 40 años”.

Zoila Bengochea lleva cuatro años pidiendo justicia: No tengo miedo. Total, si me pasa lo de Marisela, la de Ciudad Juárez, ni modo.

La impunidad

El más reciente feminicidio en Oaxaca se registró hace unos días. Se trata de Anabel García García (15). Era estudiante del Cecis de Guadalupe Chindúa, Nochixtlán. Fue encontrada con huellas de violación y quemaduras en el rostro, después de estar desaparecida.

Diariamente en México se registran en promedio 6.4 feminicidios, según la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de la ONU: La violencia contra las mujeres tiene una dimensión no de epidemia, sino de pandemia, dice Ana Güezmes, representante de ONU-Mujeres.

La falta de voluntad política para atender el problema es la constante.Por tu culpa maté a tu mamá. Y a ti no te mato para que cargues siempre esto en la conciencia, le espetó Erasmo Ramiro López Castaneira a su hija Jeniffer (12), después de dispararle a su pareja Quedna Ramírez Torres en la cabeza el pasado 22 de junio. Ambas estaban dormidas en la misma cama de su casa, en Silacayoapan, Oaxaca.

“A la niña la encerró en un cuarto, pero escuchó cómo arrastró a su mamá desde el segundo piso y oyó cómo venía azotándola escalón por escalón. La fue a tirar al patio. Luego sacó su ropa y le dijo: Allá abajo está tu mamá. Le dices a los familiares que vengan y la velen en otro lado, porque aquí en mi casa no quiero a nadie de ustedes, cuenta Minerva Ramírez Torres, hermana de la fallecida.

Erasmo Ramiro fue pareja de Quedna durante 14 años. La relación estaba marcada por los celos y la violencia: La asesinó porque ella quería convivir con su hijo de 15 años Sarit López Ramírez. El niño vivía con sus abuelos en la Mixteca porque él [Erasmo] se sentía celoso. Es hijo de la anterior pareja de mi hermana. Estamos pidiendo protección para la niña porque él [Erasmo] dijo que iba a regresar por ella. La niña está como ida. Necesita apoyo sicológico. No porque seamos pobres y sin poder no se va a hacer justicia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s