Aceptar el feminicidio como normal es peligroso para la nación: Conapred .México.2013

Elizabeth Velasco C.
Periódico La Jornada
Lunes 30 de septiembre de 2013, p. 38

El presidente del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred), Ricardo Bucio, expresó su preocupación porque en Méxicovivimos una aceptación de la discriminación hacia las mujeres, la cual pasa por la violencia, la discriminación laboral y la falta de acceso al poder político, en todos los ámbitos de la vida pública y privada.

En entrevista con La Jornada,calificó de peligroso para la nación aceptar como algo normal losfeminicidios y la discriminación de género, y  de alarmante que entre los adolescentes mexicanos, de entre 14 a 17 años de edad, se justifique más la violencia contra las mujeres, como reveló la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México. “La violencia de género se ha elevado de unos años para acá. Me parece muy peligroso que nos estemos acostumbrando a los feminicidios; tendríamos que tomar medidas para no aceptarlos”, indicó.

En alusión al llamado de activistas feministas y de defensa de los derechos humanos en el sureste del país, respecto a declarar la Alerta de Género Ciudadana ante la omisión de las autoridades locales y federales para responder en forma preventiva y oportuna a fin de evitar losfeminicidios, admitió que es resultado de la inacción de las autoridades, las cuales dan poca importancia a esos hechos.

“La ciudadanía hace esto cuando encuentra que la autoridad estatal no está teniendo ni la conciencia ni la rapidez ni la eficacia para prevenir losfeminicidios. Estoy de acuerdo en que tiene que haber más declaratorias de alerta de género autónomas, voluntarias. Para ello tendría que haber una conciencia y conocimiento pleno para que los propios gobiernos locales las emitan, incluso antes de que llegue al Sistema Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Snpasevm)”.

Bucio indicó que antes de llegar a escala federal se tendría que responder localmente; quizá como intenta el gobierno de Oaxaca, que hizo un acuerdo para prevenir la violencia de género con los tres poderes y los partidos políticos. Pero también reconoció que ya es tiempo de modificar el reglamento para la alerta de género y las deficiencias del Snpasevm.

“El sistema tiene un problema de origen: el artículo 34 del reglamento, que pone una serie de condiciones, prácticamente incumplibles: lograr que se conjunten las condiciones que establece y que, además, las asociaciones civiles tengan la información suficiente que no generan las procuradurías estatales (sobrefeminicidios) es imposible. Por ello se requiere reformular la ley y el reglamento.

Por último indicó que aún es un reto alcanzar la igualdad sustantiva. Es decir, que los derechos reconocidos se puedan ejercer en igualdad de circunstancias para las mujeres.

Anuncios

Tasas de Mortalidad Materna por aborto en América Latina. 2013

Tomado de LInk http://www.abortos.com/sudamerica_aborto.htm

Numerosas organizaciones feministas y de mujeres están realizando diversas acciones, destinadas a visibilizar las consecuencias del aborto en la salud de las mujeres y a hacer tomar conciencia a los Estados Sudamericanos y miembros de los parlamentos que la penalización del aborto no disminuye su práctica.

En este marco, la organización no gubernamental SI MUJER, de Nicaragua, está haciendo circular por internet un estudio que informa sobre la situación de la mortalidad materna, la legislación sobre el aborto, la influencia de los cultos religiosos sobre este tema y las causales por las que el aborto es permitido en algunos países de América Latina. Su autora es Ana María Pizarro, integrante de SI MUJER. Éste es el panorama de:


Argentina
En Argentina, el aborto ocupa el primer lugar como causa de muerte materna; la tasa de mortalidad materna (TMM) es de 82 por 100.000 nacidos vivos.

El gobierno federal sostiene el culto católico apostólico romano; la constitución respeta la vida desde el momento de la concepción; por decreto presidencial rige el Día del niño no nacido, desde el 25 de marzo de 1999.

El aborto es considerado un delito contra la vida.

No es punible el aborto por violación o como resultado de un atentado al pudor de una mujer “idiota o demente”. (1984).


Bolivia
En Bolivia, cuya TMM asciende a 420 por 100.000 nacidos vivos, el aborto ocupa una de los primeros lugares de las causas de muerte materna.

El estado reconoce y sostiene la religión católica, apostólica y romana; no se establece el derecho a la vida desde la concepción. El aborto es delito (1993), salvo cuando el embarazo es producto de violación, rapto no seguido de matrimonio, estupro, incesto, cuando evita un peligro para la vida o la salud de la mujer.


Brasil
El aborto es la cuarta causa de muerte materna; la TMM es de 260 por 100.000 nacidos vivos. Se estima que anualmente se realizan entre 700 mil y un millón de abortos.

El estado es laico según la Constitución, no incorpora el derecho a la vida desde la concepción.

El aborto es reconocido como delito contra la vida. En 27 hospitales de 12 de los 26 estados que establecen la legalidad del aborto desde 1988, se brindan servicios de aborto, entre ellos Río de Janeiro y San Pablo, una de las ciudades más grandes del mundo.

El aborto es considerado lícito cuando el embarazo es producto de una violación o cuando implica un grave riesgo contra la vida de la gestante. La norma permite la interrupción antes de las 20 semanas de gestación.


Colombia
La segunda causa de muerte materna es el aborto; la TMM es de 130 por 100.000 nacidos vivos.

Hasta 1991 regía el Concordato, un tratado internacional con el estado Vaticano, algunos de cuyos artículos fueron declarados inconstitucionales; no incorpora el derecho a la vida desde la concepción.

El Código Penal considera toda forma de aborto como un delito contra la vida y la integridad personal (1980).


Costa Rica
La TMM es de 43 por 100.000 nacidos vivos. La tasa de aborto inducido es de 10.36 por 1.000 mujeres de 15-49 años (1995). El 12,4 por ciento de las muertes maternas fue por aborto en el período 1990-1994.

La religión del estado es la católica apostólica y romana, por Constitución. El artículo 75 de la CPE permite que la jerarquía católica se inmiscuya en todos los asuntos relativos a la sexualidad y la reproducción.

El aborto es considerado un delito.

Existe el aborto impune según el art.121 del Código Penal. El aborto terapéutico está autorizado cuando está en riesgo la vida y la salud de la mujer.


Chile
En Chile, el aborto es la primera causa de muerte materna; la TMM es de 31 por 100.000 nacidos vivos.

La Constitución asegura la libertad de conciencia; no incorpora la defensa de la vida desde la concepción aunque la jerarquía católica pretendía en el año 2000 modificar el texto constitucional que dice “las personas nacen libres e iguales ante la ley” por “las personas se conciben libres e iguales ante la ley”.

Desde finales de la dictadura de Pinochet el aborto es ilegal en todos los supuestos, dado que derogó el aborto terapéutico que regía desde 1931. Se considera crimen y simple delito contra el orden de las familias y la moralidad públicas.


Ecuador
En Ecuador, la TMM es de 130 por 100.000 nacidos vivos.

La Constitución garantiza a toda persona la libertad de conciencia y religión; en lo relativo a la familia, “el hijo será protegido desde su concepción”.

El aborto es considerado como un delito contra la existencia natural; el Código incluye un capítulo sobre lesiones del feto al que extiende la protección del bien jurídico.

El aborto se acepta cuando existe peligro para la vida o la salud de la madre, en casos de violación o estupro contra mujer idiota o demente (1971).


El Salvador
La TMM es de 150 por 100.000 nacidos vivos. El aborto es una de las primeras causas. En 1998, el MSPAS registró 7.436 hospitalizaciones por aborto.

No incorpora la defensa de la vida desde la concepción. El Código Penal de 1973 que permitía el aborto terapéutico por violación, razones eugenésicas, y el aborto culposo cometido por la mujer fue derogado en 1998. El nuevo Código Penal considera ilícito todo tipo de aborto. Se establece entre los delitos relativos a la vida del ser humano en formación.


Guatemala
La TMM es de 240 por 100.000 nacidos vivos. Según el MSPAS, en el año 2000, la tasa de mortalidad materna era de 153 por 100.000 nacidos vivos. El 9,5 por ciento por aborto provocado.

El aborto es considerado un delito.

Se permite el aborto para salvar la vida de la mujer.


Honduras
En Honduras, cuya TMM es 110 por 100.000 nacidos vivos, el aborto ocupa desde hace 25 años la segunda causa de egreso hospitalario. El estado constitucionalmente está separado de la iglesia; desde 1982 se establece que “al que está por nacer se le considerará nacido para todo lo que le favorezca”.

Desde 1997 se derogaron por decreto los artículos aprobados por el parlamento que despenalizaban el aborto por razones terapéuticas, eugenésicas y jurídicas.


México
El aborto es la tercera o cuarta causa de muerte materna y constituye el 25 por ciento de los ingresos del Hospital General de la Ciudad de México. La TMM es de 83 por 100.000 nacidos vivos.

La Constitución establece que “todo hombre es libre de profesar la creencia religiosa que más le agrade”; no incorpora la defensa de la vida desde la concepción.

El régimen federado permite legislaciones diferentes en los estados. En agosto del 2000 fue aprobada una reforma favorable a la legislación del aborto en el Distrito Federal, ocasionando un importante debate nacional sobre el aborto por violación.

El aborto no es punible si es “causado por la imprudencia de la mujer embarazada”, como resultado de violación o cuando corra peligro de muerte. Por razones eugenésicas está permitido en 12 de los 32 estados y el D.F. En el 2000 la causal de peligro de muerte de la madre se incluyó en todos los estados


Nicaragua
El aborto es la primera o segunda causa de muerte materna hospitalaria desde el decenio de 1980. La TMM asciende a 250, 230, 142 o a 86 por 100.000 nacidos vivos, de acuerdo a diversas fuentes oficiales.

Según la Constitución, el Estado no tiene religión oficial ni incorpora la defensa de la vida desde la concepción; por decreto presidencial rige el Día Nacional del Niño por Nacer desde el 25 de marzo del 2000.

El Código Penal vigente establece el aborto entre los delitos contra la vida. El nuevo Código Penal (aprobado en lo general) en el 2001 incorpora como delito el “daño físico o sicológico en el no nacido”, la pena de 5 años de cárcel, inhabilitación absoluta para el ejercicio de la profesión, y el cierre de las clínicas o consultorios por 8 años, para los prestadores de servicio.

El Código Penal vigente desde 1871 permite el aborto terapéutico, no establece causales, la mujer debe contar con la autorización del cónyuge o un pariente cercano.


Panamá
El aborto ocupa el tercer lugar entre las primeras causa de muerte materna; la TMM es de 160 por 100.000 nacidos vivos.

La Constitución establece la libre profesión de todas las religiones; no se incorpora la defensa de la vida desde la concepción. El aborto es considerado un delito.

El Código Penal desde 1982 establece tres indicaciones de aborto: ética, terapéutica y eugenésica.


Paraguay
El aborto es la primera causa de muerte materna; la TMM es de 170 por 100.000 nacidos vivos.

Se establece la protección de la vida desde la concepción desde 1992.

El aborto es considerado un delito.

La legislación permite el aborto terapéutico desde 1937.


Perú
El aborto es la segunda causa de muerte materna, la TMM es de 410 por 100.000 nacidos vivos.

La Constitución declara que “dentro de un régimen de independencia y autonomía, el estado reconoce a la Iglesia Católica como elemento importante de la formación histórica, cultural y moral del Perú”; además menciona al concebido como sujeto de derecho en todo cuanto le favorezca.

El aborto es un delito. Desde 1997 el personal de salud está obligado a denunciar a las mujeres. En el 2002 un ministro de estado reglamentó la “inscripción de los concebidos”, la que debía realizarse en las unidades de salud.

Se permite el aborto terapéutico para salvar la vida para evitar un mal grave y permanente de la mujer.


Puerto Rico
La TMM es de 25 por 100.000 nacidos vivos.

Rige la Constitución estadounidense.

El aborto es legal desde la sentencia de Roe vs. Wade del Tribunal Supremo de los EEUU., que legalizó el aborto en 1973. El Código Penal establece pena de 3 años si no hay indicación terapéutica hecha por médico autorizado para conservar la salud o la vida de la madre.


República Dominicana
La TMM es de 150 por 100.000 nacidos vivos.

Se ha aprobado el reconocimiento de los derechos del no nacido. La iglesia católica tiene una fuerte influencia en todas las decisiones gubernamentales relativas a la sexualidad y la reproducción logrando que la prohibición de todo tipo de aborto se mantenga vigente.

El aborto está prohibido totalmente.


Uruguay
El 25 por ciento de las muertes maternas es por aborto; la TMM es de 27 por 100.000 nacidos vivos.

La Constitución establece la libertad de cultos dado que el estado no sostiene religión alguna; no incorpora el derecho a la vida desde la concepción.

El aborto es considerado un delito, aunque existen posibilidades de que sea despenalizado.

Desde 1938 se acepta la indicación terapéutica, ética y social para la realización del aborto.


Nota de la autora:
Las tasas de mortalidad materna fueron actualizadas según el informe Estado de la Población Mundial, UNFPA, 2004.

image

“Los derechos humanos y el aborto inseguro en Centro América, México y el Caribe: avances y perspectivas”.2013

Conferencias SubRegionales Clacai 2013

CLACAI nace en la Conferencia del Consorcio Internacional del Aborto con Medicamentos (ICMA) realizada el 2004 en Sudáfrica, cuando un grupo de participantes de Latinoamérica intercambia experiencias y decide impulsar acciones que permitan articular diversos esfuerzos en la región. Para el 2005, en México, se consolida la formación del Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro (CLACAI).

Desde entonces la membresía de CLACAI vienen organizando cada año conferencias regionales y subregionales, a fin de contribuir al debate científico en Latinoamérica para mejorar el acceso al aborto seguro -en especial con medicamentos- a través de la mejora de la disponibilidad y la calidad de los servicios, el avance en la investigación y el activismo social, en un marco del ejercicio pleno de los derechos humanos de las mujeres.

Para más información sobre las conferencias subregionales contáctenos de acuerdo a la región que corresponda. Tenga en cuenta que es necesario iniciar este primer contacto para brindarle información más detallada.

Región Andina
Bolivia: (La Paz) 22 y 23 de agosto
“Avances y perspectivas sobre el aborto inseguro en la Sub-Región Andina”
Organización coordinadora: Católicas por el Derecho a Decidir – CDD Bolivia
Contacto: Teresa Lanza y Patricia Bravo
Emailclacai-bolivia2013@live.com bravopat@hotmail.com
Facebookhttps://www.facebook.com/clacaiandina.bolivia
Descargue y lea la Convocatoria PDF

Centroamérica, México y El Caribe 2013
Honduras: (Tegucigalpa) 19 y 20 de setiembre
“Los derechos humanos y el aborto inseguro en Centro América, México y el Caribe: avances y perspectivas”
Organización coordinadora: Centro de Derechos de Mujeres – CDM
Contacto: Regina Fonseca
Emailreginafonseca@derechosdelamujer.org
Descargue y lea la Convocatoria la Ficha de Registro PDF y el PROGRAMA

Región Sur
Argentina (Buenos Aires): 4 y 5 de noviembre
Organización coordinadora: Centro de Estudios de Estado y Sociedad – CEDES
Contacto: Silvina Ramos
Emailsilvinaramosarcoiris@gmail.com

CLACAI
Consorcio Latinoamericano Contra el Aborto Inseguro
Secretaría ejecutiva alojada en Perú.
web: www.clacai.org

¿QUÉ ES EL POSMACHISMO?

Este post está dedicado a un concepto que viene desarrollando el médico forense Miguel Lorente Acosta, quien fuera Delegado del Gobierno para la Violencia de Género en el Ministerio de Igualdad español durante del gobierno del Partido Socialista. El concepto al que nos referimos, y que él desarrolla en conferencias, producciones y en su blog Autopsia, que lxs invitamos a recorrer, es el de posmachismo, cuya finalidad principal es “confundir y generar rechazos diciendo que lo que se pretende desde la Igualdad es atacar a los hombres y a todo lo que los rodee”.

 

Lorente Acosta lo define como “una de las últimas trampas que la cultura patriarcal ha puesto en práctica” y lo que busca es mantener el stau quo de la desigualdad entre los géneros, pero con argumentos que se pretenden igualitarios. La finalidad de los argumentos es generar confusión, que se traduzca en duda, y que ésta devenga en pasividad para no luchar por un cambio que atente contra los privilegios masculinos en esta sociedad. Dice el autor: “Es fácil, si se critica aquello que cuestiona a la desigualdad, y de ese modo se genera una duda, el resultado es que permanece la desigualdad”.
Miguel Lorente Acosta nos dice que hay ciertos elementos que predominan en los discursos posmachistas, como son:
La neutralidad: los argumentos se presentan diciendo que no quieren beneficiar ni perjudicar a nadie, sino que buscan lo mejor para todos“de este modo hacen una crítica directa a las medidas de igualdad dirigidas a las mujeres, como si éstas fueran parte de un privilegio por ser mujeres, cuando en realidad son actuaciones dirigidas a abordar las consecuencias sufridas por la desigualdad, bien sean en forma de violencia, discriminación, o cualquier otro tipo”.
El cientificismo: elijen datos de la realidad para tergiversarlos a fin de que sirvan de sustento a su argumento. Utilizan el ideal científico para simular neutralidad, pero los datos elegidos y manipulados tienen una finalidad muy concreta: generar confusión, duda y mantener el statu quo. Se utilizan argumentos de la biología para justificar la maternidad obligatoria, y los mismos argumentos para justificar la ausencia de mujeres en los puestos de mando y dirección, alimentando la idea de la inferioridad o incapacidad femenina para ciertas actividades, tradicionalmente masculinas. Incluso para la práctica de ciertos deportes, vease por ejemplo en el trailer del siguiente documental que habla sobre mujeres que juegan al futbol: “Mujeres con pelotas”
El interés común, sustentado en el argumento del beneficio económico y la idea del adoctrinamiento. Con respecto al primero, puede decirse que los posmachistas alegan que las medidas en contra de la violencia contra las mujeres se traducen en un beneficio económico para organizaciones afines a quienes abogan por la igualdad, es por ello que en tiempos de crisis, se tolera que los recortes empiecen por la igualdad: “Nada de mejorar la convivencia ni de corregir injusticias y discriminaciones, aquí lo que mueve a las personas al hablar de Igualdad, en España y en la Unión Europea, son los euros disputados”. Con respecto al segundo argumento, el del adoctrinamiento, han construido un imaginario muy negativo relacionado con los estudios de género y las políticas con perspectivas de género, argumentando que quienes hablan de igualdad en realidad lo utilizan como “un instrumento “atractivo” para conseguir imponer una ideología y unos valores al resto de la sociedad (…) han tomado la palabra “género” como sinónimo de todo lo malo, dogmático y radical, para plantear la amenaza en estos términos y hablar de adoctrinamiento.” 
Remata el autor: “De este modo se llega a la paradoja de que hablar de los valores y de las referencias que luego dan lugar a la violencia de género, a la discriminación, al aislamiento y alejamiento de las mujeres de la vida pública… es educar, mientras que lo contrario y permitir una sociedad más justa y pacífica es adoctrinamiento”
El ataque personal y descrédito de quienes se posicionan en contra del posmachismo: si deslegitimo al/la hablante, deslegitimo su discurso.

En esta líneal Miguel Lorente Acosta enumera distintas actitudes posmachistas, a las que nosotras les agregamos otras:

  • criticar las intervenciones con mujeres víctimas y percibirlas como ataques a los varones por no contemplarlos en las medidas adoptadas.
  • sembrar la duda sobre la violencia contra la mujer argumentando que hay muchas denuncias falsas que son utilizadas para sacar provecho de la legislación protectoria.
  • criticar las medidas de acción positiva que buscan poner en pie de igualdad a las mujeres con respecto a los varones -por haber estado tradicionalmente postergadas- por ser discriminatorias contra los varones, vulnerándose así la “igualdad ante la ley”.
  • difundir al feminismo como una ideología que odia a los varones y quiere imponer la supremacía femenina.
  • resaltar los casos de varones y niños asesinados por mujeres, que obviamente los hay, pero que no puede compararse la magnitud del fenómeno con los femicidios de mujeres y niñas, hay que ocuparse de ambos, pero hay que tener conciencia de que la violencia contra las mujeres y niñas es sistemática, a-histórica y a-cultural.
  • reproduce estereotipos en relación con la violencia contra la mujer: no es causa de una desigualdad estructural, sino problemas puntuales de parejas puntuales, donde seguramente hay sustancias adictivas de por medio.
  • utilizan hasta el cansancio elementos de la naturaleza y de la tradición indistintamente: “es natural que la mujer tenga hijos”, “siempre se ha hecho así y no estamos tan mal”, “si la sociedad llegó a este punto de evolución por algo es”.
  • si se presentan las graves consecuencias de la mutilación genital femenina, el posmachismo las compara con la circuncisión, como si el daño causado (físico y psíquico) y la finalidad fuera la misma.
  • victimizarse como resultado de una sociedad que los estigmatiza diciendo que “los hombres pagan con sus vidas la tranquilidad de las mujeres, con argumentos como que su vida media es más reducida, las muertes en los accidentes laborales y de tráfico, incluso llegan a defender que eso de “primero las mujeres y niños”. Como señala el autor: “Para nada se cuestionan cómo la desigualdad les afecta a ellos ni cuál es el precio de “mujeres y niños” por salir antes de los riesgos en los espacios públicos, porque está claro que del riesgo y de la violencia en lo privado no las dejan salir”
  • Por último, y en palabras de Miguel Lorente Acosta: “Utilización de la igualdad para no avanzar en igualdad. Critican que sólo se hable de mujeres, no de hombres, pero lo hacen para que no se hable de ninguno, ni de hombres ni de mujeres, no para que se hable de los dos”
Nos pareció interesante compartir este concepto con estedes, que en la misma línea que el post sobremicromachismos nos invita a pensar y reflexionar más detenidamente sobre las cosas que escuchamos, y las que reproducimos. No hay nada inocente en este mundo, todo lo dicho y lo hecho persigue una finalidad, hay que tener cuidado con la ideología implícita que defendemos cuando reproducimos ciertas cosas de las aquí descriptas. No caigamos en la pasividad, sigamos trabajando por un mundo en donde la igualdad entre mujeres y varones sea una realidad.
Julieta Evangelina Cano y María Laura Yacovino

Iniciativa de asociaciones civiles por la omisión de la autoridad ante los feminicidios Declaran de manera autónoma Alerta de Género Ciudadana . México.2013

Llaman a organizaciones de derechos humanos y feministas a sumarse, dada la emergencia

Es responsabilidad del Estado proteger la vida y seguridad de las mujeres: ONG

Lunes  23 de septiembre de 2013, p. 37
La Jornada

Ante la omisión e indiferencia de las autoridades federales y locales, asociaciones civiles tomaron la iniciativa de declarar en formaautónoma la Alerta de Género Ciudadana, para proteger a las mujeres víctimas de feminicidio, asesinadas cada vez con mayor saña y sadismoen el país, declararon por separado, María de la Luz Estrada, coordinadora del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, y Martha Figueroa, del Grupo de Mujeres de San Cristóbal.

Al hacer un llamado a las organizaciones de derechos humanos y de género del país, para que se sumen a la iniciativa, señalaron que frente al creciente número de homicidios de mujeres, más de seis por día, ya no podemos esperar a que se reúnan las autoridades de la Comisión Nacional para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (de la Secretaría de Gobernación), porque además de toda la burocracia, por cuestiones partidistas se han negado a emitir la alerta en las entidades en que se ha requerido: estado de México (más de tres veces), Ciudad Juárez, Chihuahua, Guanajuato e Hidalgo, entre otras entidades.

La falta de compromiso de las autoridades con los ciudadanos, abundó, “nos orilla a organizarnos y a solicitar una declaratoria de emergencia nacional, pues en sólo dos estados se han registrado más de 2 milfeminicidios”.

Figueroa relató que, en el caso de Chiapas, la omisión gubernamental provocó que ocho asociaciones civiles se unieran en San Cristóbal de las Casas para declarar en forma autónoma la Alerta de Género Ciudadana, lo que implicó acciones organizadas para presionar a las autoridades judiciales, de salud, educación, de seguridad y otras.

En San Cristóbal se han registrado 67 feminicidios este año e involucran desde niñas de dos años de edad hasta mujeres de 85; este año la tasa se elevó 15 por ciento respecto de 2012.

“Nuestras acciones (de las ONG) ya hicieron a un lado el performance y las marchas; nos decidimos a presionar a las autoridades para exigirles protección, seguridad, justicia, coordinación entre las autoridades judiciales, de salud, de educación, campañas de difusión, vigilancia de la policía y cursos de capacitación a los agentes, entre otras acciones”, explicó.

Reprobó que los recursos dirigidos a combatir la violencia de género, se los gasten las autoridades locales en otras cosas; por ejemplo, en Chiapas, el gobernador gasta más en publicidad que en un peritaje de ADN o se gastan todo el dinero para tapar baches.

Estrada manifestó respeto por las decisiones de las ONG, pero advirtió que es el Estado el que debe asumir la responsabilidad de proteger y garantizar una vida libre de violencia a las mujeres.

“No se debe de hacer más escándalo” sobre feminicidios, dice Obispo de Celaya; “son crímenes normales”

http://www.sinembargo.mx/22-09-2013/762932

Ciudad de México, 22 de septiembre (SinEmbargo/Zona Franca) .- El obispo de Celaya, Benjamín Castillo Plascencia, calificó como circunstanciales los asesinatos de mujeres que se han registrado en Guanajuato, por lo que no pueden catalogarse como feminicidios.

En rueda de prensa, el prelado señaló que no son feminicidios porque no hay un patrón que así lo señale. Además aseveró que en ocasiones los homicidios de mujeres se tratan de venganzas pues, según dijo, están cada vez más inmiscuidas en actividades ilícitas.

“No creo que sea cosa de género. Son homicidios que se deben de investigar las causas y no se debe de hacer más escándalo en este sentido, es duro decirlo pero son crímenes normales, circunstanciales”, dijo.

Lo anterior se da después de que el día de ayer se realizaran marchas en contra de la violencia hacia las mujeres en cinco municipios del estado, de manera simultánea. León, Irapuato, San Miguel de Allende, Guanajuato, y Acámbaro participaron en la marcha, en la que llamaron a las autoridades a responder con prontitud en las investigaciones y a tener más sensibilidad durante las diligencias.

Según medios locales, a la convocatoria de la capital del estado acudió María Luz Salcedo, joven que fue agredida por un hombre y que al levantar la denuncia correspondiente el Ministerio Público actuó con lentitud.

Organizaciones como el Observatorio Acambarense de Derechos Humanos “Fray Raúl Vera López”, REDefine, Guanajuato Feminista, C.A.S.A y Plamac, hicieron hincapié en que se emita la Alerta de Género en la entidad.

De acuerdo con cifras de la organización REDefine se han registrado 55 asesinatos a mujeres y solamente ocho los considera la autoridad como feminicidios. En la marcha de Acámbaro varias mujeres caminaron cargando pequeñas cruces en memoria de las mujeres muertas por la creciente violencia en contra de ellas.

Este contenido ha sido publicado originalmente por SINEMBARGO.MX en la siguiente dirección: http://www.sinembargo.mx/22-09-2013/762932. Si está pensando en usarlo, debe considerar que está protegido por la Ley. Si lo cita, diga la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. SINEMBARGO.MX

PIDEN QUE EL CRIMEN DE YASMÍN CHACOMA SE CONSIDERE “FEMICIDIO DE UNA NIÑA”.ARGENTINA.2013

Desde el Observatorio de Femicidios de la Casa del Encuentro.

Yasmín Chacoma, la nena de 11 años asesinada el lunes en Comodoro Rivadavia, “debe ser tratado como un femicidio”, opinaron especialistas que consideraron que es necesario encuadrar este tipo de crimen dentro “de la doble vulnerabilidad” que implica ser mujer y niña.

Desde 2008 y hasta este mes, hubo 24 femicidios de niñas de hasta 12 años que fueron abusadas sexualmente, informó a Télam Ada Rico, coordinadora del Observatorio de Femicidios de la Casa del Encuentro.

Las fiscales Adriana Ibáñez y Liliana Ferrari, a cargo de la causa por el homicidio de la niña chubutense, confirmaron que Yasmín Chacoma, de 11 años, fue abusada sexualmente y luego estrangulada con un cordón, lo que le causó la muerte.

“Era niña y mujer, doblemente vulnerable ante quien hizo uso de su poder para ultrajarla y matarla. Esto es un femicidio”, dijo a Télam José Glinski, secretario de Seguridad de Chubut.

El funcionario aclaró que la justicia “está investigando, pero lo que podemos constatar por los videos es que ella camina detrás de un hombre que lleva la bolsa con las compras que la nena hizo en un supermercado”.

Por lo tanto “consideramos que lo conocía. No se trata de un mero hecho de inseguridad o de disputa barrial por un espacio territorial. Es un hombre que abusó y mató a una nena aprovechando su posición dominante”.

Los femicidios de niñas “no son considerados en la misma medida que el de las adultas, porque falta cruzar las normas que tienen que ver con los derechos de las mujeres y de las niñas”, opinó Nora Schulman, directora del Comité de los Derechos del Niño (Casacidn).

“Hay que visibilizar esta realidad, pensar en las niñas violadas y asesinadas como mujeres, víctimas de una doble desprotección”, agregó la especialista.

Recordó que los femicidios de Candela Rodríguez, de 11 años ocurrido en 2011 y el de Ángeles Rawson asesinada en junio pasado “son de los más mediáticos, pero deben verse en conjunto, sumando ahora el de Yasmín y otros, para dimensionar de lo que estamos hablando, de la complejidad de estos crímenes de mujeres niñas”.

Por su parte, la abogada Susana Chiarotti, que forma parte del Comité de Expertas de la Organización de Estados Americanos (OEA)consideró que “los crímenes de odio de las mujeres se extienden a las niñas”.

La especialista lamentó que abogados defensores de “quienes cometen abusos utilicen argumentos que invaden la privacidad de las niñas para atacar e impedir que se investigue el hecho. Ponen en duda la moral de una criatura. Es un escándalo”.

Se preguntó además “¿Por qué pasa esto? Porque hay jueces que permiten estos argumentos de defensa que son violatorios de los derechos de las mujeres y las niñas”, aseveró.

Con esta actitud “se complica el acceso a la justicia, porque si los jueces impidieran argumentos de este tipo, la defensa buscaría otras estrategias adecuadas a los derechos. Pero así las cosas, los estereotipos de género se extienden a las nenas”.

Schulman y Chiarotti coincidieron en “la necesidad de una cobertura mediática responsable” de los femicidios de niñas, donde “se respete su privacidad, su dignidad como persona”.

Chiarotti recordó que algunos medios de comunicación “mostraban a Candela como una promiscua, analizando fotos de la nena, destruyendo su memoria, investigando a la víctima”.

“Hay que instalar el enfoque de género cuando hablamos de femicidios de niñas”, aseveró por su parte la directora de Casación.

Según los datos de la Casa del Encuentro, relevados a partir de notas periodísticas de 120 medios nacionales, en 2008 hubo 4 femicidios de niñas de hasta 12 años; en 2009, fueron 5; en 2010, 3; en 2011, 4; el año pasado, 5, y este año 3.

FUENTE:
Infojus.
19-9-2013|12:42
Imágen: Ministerio Público Fiscal.

En México no se protege a las mujeres. 14/09/2013

Por   

De 58.000 mujeres que sufrieron violencia y buscaron protección por parte del Estado, sólo el 7% la recibió, según revela un informe elaborado por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (OCNF).

Este informe recoge datos de enero 2011 a junio de 2012 y ha sido elaborado con datos de 21 Estados, a pesar de que le fueron solicitados a 27. Los que hicieron caso omiso fueron Coahuila, Guerrero, Hidalgo, Nayarit, San Luis Potosí y Tabasco. Curiosamente, algunas de las instancias reconocen que no les prestan ayuda “porque ellas (las mujeres) no lo solicitan”.

El informe refleja también claramente que en este país persiste el patrón de impunidad y omisión por parte de las autoridades para emitir órdenes de protección. Estas órdenes son una medida mínima para prevenir un daño mayor y está ordenada por le Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia (Lgamvlv).

La violencia contra las mujeres y su expresión extrema, el feminicidio, representan un grave problema para las mujeres mexicanas, que implica la violación sistemática de sus derechos humanos fundamentales, y devela las condiciones de discriminación social y jurídica en que viven. El gran problema es la violencia institucional.

La Lgamvlv define a la violencia institucional como: los actos u omisiones de las y los servidores públicos de cualquier orden de gobierno que discriminen o tengan como fin dilatar, obstaculizar o impedir el goce y ejercicio de los derechos humanos de las mujeres, así como su acceso al disfrute de políticas públicas destinadas a prevenir, atender, investigar, sancionar y erradicar los diferentes tipos de violencia. En este sentido, el Observatorio, ha detectado una clara en incapacidad de los tres órdenes de gobierno para cumplir con su obligación de garantizar el derecho de las mujeres a una vida libre de violencia.

Feminicidio sin reconocer

En México, el feminicidio abarca los asesinatos de mujeres cometidos por la misoginia, la discriminación y el odio hacia este género, donde familiares o desconocidos realizan actos de extrema brutalidad sobre los cuerpos de las víctimas, en un contexto de permisividad del Estado, quien, por acción u omisión, no cumple con su responsabilidad de garantizar la integridad, la vida y la seguridad de las mujeres.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) se ha pronunciado sobre el contenido del deber de actuar con la debida diligencia ante actos de violencia contra ellas. Pero los estamentos mexicanos parecen sordos.

Para proteger a las féminas se requiere que las autoridades encargadas de recibir las denuncias tengan la capacidad de entender la gravedad del fenómeno de la violencia perpetrada contra ellas, y de actuar de inmediato; es decir, el Estado debe aplicar la debida diligencia para actuar en forma expedita. Sin embargo, en este país las denuncias se guardan en un cajón, o, directamente, van a la papelera. Eso, cuando no se le dice a la mujer que es una exagerada, que quizás ella no sabe “llevar” a su marido y que, en última instancia, se tratará de una pelea de “enamorados”. Y mandan a la mujer a casa sin registrar el incidente.

Los datos recogidos en el informe reflejan la existencia de un patrón de impunidad y omisión, debido a que las entidades federativas no están garantizando el acceso a las mujeres a una vida libre de violencia. A pesar de que, de acuerdo a ONU Mujeres, al menos el 30% de las defunciones femeninas con presunción de homicidio registradas en el 2010 ocurrieron en la vivienda, lo cual permite presumir que los agresores eran conocidos, parejas o familiares.

Las cifras

Los estados de Durango, Jalisco, Morelos, Nuevo León, Puebla, Querétaro y Tlaxcala, reconocieron que de enero de 2011 a junio de 2012, no emitieron ninguna orden de protección. En ese periodo de tiempo, en ocho entidades ocurrieron 1235 asesinatos de mujeres: 320 se registraron en el Estado de México; 168 en Sinaloa; 169 en Tamaulipas; 142 en Jalisco; 138 en Nuevo León; 125 en el Distrito Federal; 102 en Oaxaca, y 71 en Sonora.

Morelos no determinó órdenes de protección porque “el reglamento para la Aplicación de las órdenes de protección en materia de violencia familiar fue publicado el 5 de septiembre de 2012”. En Nuevo León se iniciaron 7.316 averiguaciones previas y no se otorgó ninguna medida de protección. En Puebla, la Procuraduría (fiscalía) del Estado, manifestó tener conocimiento de 6.237 casos, pero tampoco emitió orden de protección alguna, pues “las agraviadas son las que no optan por estas prerrogativas.”

En Chiapas, de 1.077 hechos de violencia que conoce la Procuraduría, las autoridades manifiestan haber emitido 36 órdenes de protección. En Chihuahua, de 7.342 conocidos en entre agosto y octubre de 2012, otorgaron únicamente siete órdenes. En el Distrito Federal ocurrieron 15.276 casos, pero sólo se emitieron 564 medidas de protección. En lo que respecta a Oaxaca, de 3.249 reconocidos por la Procuraduría, sólo otorgaron 126; es decir, únicamente el 3,8% recibió algún tipo de protección.

Por otro lado, hay que aclarar que la mayor parte de las órdenes que se han otorgado son de carácter urgente, y consisten en que la policía vigile el domicilio de la víctima, la prohibición al probable responsable de acercarse al domicilio, lugar de trabajo, de estudios, etc. de la víctima y de sus familiares. La mayoría de los estados establecen 72 horas como vigencia de la orden de protección. Veracruz es el único estado que contempla 180 días; y Quintana Roo determina que la orden de protección dura en tanto exista riesgo para la mujer.

Hay estados, como Oaxaca y Sinaloa, que están haciendo esfuerzos importantes para implementar las órdenes de protección a través de protocolos de atención que les permita mejorar. Sin embargo, la lucha ha quedado acotada a la violencia intrafamiliar, que invisibiliza la violencia específica contra la mujer.

El Estado de México, en 2009, y de acuerdo con información de ONU Mujeres, registró una tasa de 3,66 defunciones femeninas por cada 100.000 mujeres, colocándose por encima de la media nacional. Sin embargo, la Procuraduría ha confirmado que no lleva un registro del total de la violencia femenina.

Alertas de género

Hay otro “hándicap” importante que impide proteger a las mujeres: la imposibilidad de aprobar mecanismos jurídicos que permitan cuantificar los homicidios como feminicidios.

El OCNF ha documentado que, en dos años (2011 y 2012) han sido asesinadas 2.440 mujeres en 12 estados del país, de las cuales, aproximadamente, el 50% han sido privadas de la vida como consecuencia de actos que implican el uso excesivo de la fuerza física (como golpes, mutilaciones, cortaduras, asfixia y quemaduras). Sin embargo, en 10 estados sólo se han acreditado 388 feminicidios.

Para la socióloga María de Luz Estrada, impulsora del Observatorio, del que es coordinadora ejecutiva desde 2007, la impunidad, la omisión por parte de los operadores de justicia, y la discriminación contra el género femenino, son las principales causas de estos hechos. Para ella, la falta de investigación y captura de los feminicidas provocan un ambiente permisivo de impunidad, idóneo para la reproducción crónica de violaciones sistemáticas contra las mujeres, como lo ha establecido CoIDH en varias jurisprudencias. Es importante señalar, afirma, que el Sistema de Derechos Humanos ha venido incluyendo el acceso a la justicia a las mujeres víctimas de violencia, como ha sido la CEDAW y el Estatuto de Roma; sin embargo, los gobiernos hacen caso omiso para la protección de los derechos de las mujeres, como se muestra en el Estado de México.

Estrada asegura que demostrar que un homicidio debe considerarse feminicidio es una tarea ardua, pues han detectado omisiones graves, impunidad y discriminación, lo que hace que las autoridades no acrediten el tipo penal de feminicidio. Ello les obliga a apelar la reclasificación del delito en el poder judicial. “Un ejemplo claro lo tenemos en el Estado de México”, concluye, “donde, de 568 homicidios de mujeres ocurridos en 2011 y 2012, tan sólo se han podido acreditar 144 feminicidios”.

Validan tipificación del feminicidio; relación sentimental, entre los elementos .2013 México.

Alfredo Méndez
Periódico La Jornada
Jueves 12 de septiembre de 2013, p. 38

La primera sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) declaró constitucional la tipificación del delito de feminicidio, distinto del homicidio, y confirmó que uno de los elementos teóricos del primero es que el asesino haya tenido una relación sentimental con la víctima.

Al negar el amparo promovido por Luis Alberto Orduña Ortiz, condenado a 47 años de cárcel por estrangular en octubre de 2011 a su ex novia de 18 años de edad, los ministros consideraron constitucional el artículo 242 Bis del Código Penal del estado de México, que castiga con 40 a 70 años de cárcel el feminicidio.

Esta es la primera vez que la Corte se pronuncia sobre la constitucionalidad del feminicidio, tipo penal con añeja aplicación en la legislación de Estados Unidos.

Refiere que se incurre en ese delito,cuando se cometa en contra de persona con quien se haya tenido una relación sentimental, afectiva o de confianza, o haya estado vinculada con el sujeto activo por una relación en su centro de trabajo o institución educativa, y existan con antelación conductas que hayan menoscabado o anulado los derechos, o atentado contra la dignidad del pasivo.

La defensa de Orduña alegó que el término relación sentimental es impreciso y viola el principio de exacta aplicación de la ley, pero el tribunal rechazó el argumento.

Estudio de la ONU revela qué impulsa a los hombres a agredir a una mujer. 2013

10 de septiembre, 2013 — Una encuesta de varias agencias de Naciones Unidas a 10.000 hombres en seis países de la región de Asia y el Pacífico reveló que en promedio al menos la mitad de los entrevistados admitió haber ejercido violencia física o sexual contra sus parejas mujeres.

Una cuarta parte de esos encuestados dijo haber violado a una mujer o a una niña, según el estudio dado a conocer hoy.

Las entrevistas fueron realizadas en Bangladesh, Cambodia, China, Indonesia, Sri Lanka y Papúa Nueva Guinea.

En el caso de las agresiones sexuales, los hombres indicaron que empezaron a cometer esos delitos en la adolescencia y una gran mayoría permaneció en la impunidad.

Otro hallazgo apunta a que los hombres que ejercieron violencia contra sus parejas tienen actitudes machistas y en muchos casos fueron víctimas de violencia doméstica o presenciaron abusos de ese tipo hacia sus madres.

El estudio de la ONU subraya que la prevención de este flagelo es posible debido a que los factores que lo impulsan pueden ser cambiados con mensajes de que la violencia contra la mujer es inaceptable y una educación que promueva una imagen diferente de lo que significa ser hombre.