Feminicidio representa 17 por ciento de asesinatos en el mundo. Mexico. 2013

CIMACFoto | César Martínez López

Por: Anaiz Zamora Márquez

Cimacnoticias | México, DF.- 26/04/2013

A nivel mundial, los casos de feminicidio representan entre el 15 y 17 por ciento del total de asesinatos registrados al año, alertó la organización suiza Small Arms Survey.

En su reporte “Feminicidio: un problema global”, la agrupación advirtió que alrededor de 66 mil mujeres mueren asesinadas brutalmente cada año.

Small Arms Survey aclaró que las cifras son inexactas por la falta de registros oficiales sobre el número de asesinatos, y debido a que la mayoría de los países carecen de un protocolo que permita definir cuáles de los crímenes corresponden a un feminicidio.

No obstante, la organización estimó que por cada 100 hombres asesinados son ultimadas 66 mujeres, por lo que se puede calcular que el feminicidio representa entre el 15 y 17 por ciento de los casos.

Precisó que más de la mitad de los 25 países con mayores tasas de feminicidio a nivel mundial están en América Latina y el Caribe.

El listado de países con mayor incidencia lo encabeza El Salvador con una tasa nacional de 12 asesinatos por cada 100 mil mujeres, le sigue Jamaica con 10 muertes por cada 100 mil, y después Guatemala, con 9 por cada 100 mil.

La organización con sede en Ginebra retoma como ejemplo a Ciudad Juárez, que en 2009 rebasó la tasa de feminicidio a nivel nacional. Mientras que para la urbe fronteriza se registraban 19 asesinatos por cada 100 mil mujeres, a nivel nacional la tasa correspondía a 2.5 por cada 100 mil.

Lo mismo ocurre en Brasil, toda vez que el país registra a nivel nacional 4.3 casos de feminicidio por cada 100 mil mujeres, pero en el estado de Espíritu Santo ocurrieron 10 asesinatos por cada 100 mil mujeres en 2008.

De acuerdo con el informe, los mayores índices de asesinatos ocurren en países donde los sistemas de justicia tienden a ser “ineficientes”, pues no continúan con las investigaciones de los casos para dar con los responsables.

13/AZM/RMB

Anuncios

Si se hubiera dictado Alerta de Género no habrían muerto muchas mujeres. Mexico DF. 2013

19/04/2013, 3:57 PM

Patricia Bedolla Zamora, directora jurídica del Instituto Estatal de la Mujeres, afirmó que si ya se hubiera gestionado la Alerta de Género ante la Secretaría de Gobernación Federal, no hubieran sido asesinadas muchas mujeres y aconsejó al Gobierno del Estado a que la gestione cuanto antes, porque además de prevenir feminicidios, contaría con una bolsa económica para instrumentar los mecanismos de prevención suficientes y necesarios.

 “En este momento, bueno, soy la directora jurídica del instituto de la mujer y no se puede ser juez y parte, pero lo que sí te digo y por supuesto es mi convicción personal, claro que sí, desde mi punto de vista es muy importante promover la alerta de género, me parece que si no está en el ánimo del gobernador y que además si en algo vale la asesoría que yo le puedo dar sería por supuesto y que incluso él mismo fuera un peticionario de la alerta de género, sin embargo, si no es así, porque es muy difícil desde la gubernatura a veces asumir algo que puede parecer que nos está rebasando además como gobernantes, pues buen, la sociedad civil lo puede hacer, pero lo debe hacer por los caminos idóneos, está ahí la ley de acceso de las mujeres a una vida libre de violencia, la ley nacional, su reglamento marca el procedimiento , hay que presentarla ante el instituto nacional de las mujeres que es la secretaría técnica del sistema nacional base, que por supuesto preside gobernación México, ¿no? Y solamente dice la ley de acceso, es solamente esta, la secretaría de gobernación quien puede hacer la alerta de género, ojo, entonces es bien importante, yo sí estoy de acuerdo, sí estoy de acuerdo en que vale la pena el ejercicio, ya que es una de las medidas de protección que nos da la ley, es una ley de avanzada, es una ley de vanguardia ahi están les medidas, hay que utilizarla, hay que hacerlas valer, ¿no?”

Nombrar el mundo desde un cuerpo propio.”Herramientas pedagógicas para la prevención de la trata y la prostitución con adolescentes”, facetas de la explotación sexual comercial.Madrid.España.2013

Reflexiones subjetivas en torno a un proyecto ludopedagógico que propone trabajar las sexualidades con la infancia y la adolescencia desde la educación y el arte. Alicia Bustamante, coordinadora del curso on line “Herramientas pedagógicas para la prevención de la trata y la prostitución con adolescentes”, imagina y nos presenta las distintas facetas de la explotación sexual comercial.

Alicia Bustamante Mouriño – Feminicidio.net – 15/03/2013

España, Madrid – Escuché decir: lo que no se nombra no existe. Y comencé a nombrarme por si desaparecía.

Tomar la palabra fue primero un juego de experimentación. Experimenté con el lenguaje y sentí que las posibilidades se multiplicaban. Experimenté conmigo misma, me puse a prueba. Superé la barrera del temblor y el corazón acelerado cuando hablaba en público, el miedo a la confrontación o al disgusto.

Descubrí que tomar la palabra era un acto valiente, a veces soberbio, y que debía lidiar constantemente con la autocensura.

Después la experimentación se transformó en rebeldía. Hablar de lo que no se debe, hablar quien no debe.

Comprobé que toda acción de nombrar estaba atravesada por el poder. De este modo aprendí que las ficciones creaban realidades a base de ser repetidas. Que era importante averiguar quién contaba qué historias, cuándo y cuántas se contaban. Que todo ser humano puede narrar, pero que no todas las narraciones son escuchadas. Que relatar lo que nos sucede es una herramienta sanadora, radical y transformadora. Que la historia única, además de ser peligrosa, es mentira. Que es crucial construir colectivamente y aprender a crecer en el disenso. Que las realidades generalmente son tan complejas que apenas existen palabras para asirlas.

Descubrí así que existían muchos más lenguajes, y que algunos eran más eficaces para construir, pensar y soñar.

Feliz con mis hallazgos supe después que todos estos descubrimientos ya habían sido revelados y relatados por muchas otras personas desde hacía demasiado tiempo. Por fortuna los descubrí desde un cuerpo propio.

REALIDADES INVISIBLES, CUERPOS IM-PROPIOS

Hoy quiero decir: lo que no se nombra existe.

Lo que no se nombra existe.

Lo que se calla por miedo adquiere otra forma, casi siempre enfermiza.

Lo que se calla por desprecio duele y el dolor puede transformarse en odio, ira, violencia, rebeldía, creación.

Lo que no se nombra también existe pero es mucho más complejo de manejar.

Ya lo dijeron tantas otras, el primer paso para combatir cualquier opresión es hacerla visible.

Por eso propongo un acto de imaginación.

Imaginemos un colegio. Imaginemos una niña de sexto de primaria que enseña las bragas y se deja tocar a cambio de dinero. Imaginemos a ocho o nueve niños que pagan, se ríen y le cuentan a otros niños. Imaginemos que el jefe de estudios se entera y el revuelo se hace inmediato. Imaginemos que la medida tomada es hablar con las familias, expulsando durante semanas a los niños y de manera permanente a la niña.

Imaginemos ahora un taxi. Imaginemos que a bordo van un varón de aproximadamente 30 años y una persona del sexo opuesto de edad indefinida, ligeramente aniñada. Imaginemos que él la besa mientras se acercan a un motel. Imaginemos que al taxista le parece raro, pero piensa que él no es quien para meterse en esos asuntos, y que a fin de cuentas en el motel pedirán identificación, y si ella es menor de edad llamarán a la policía. Imaginemos que en el motel solo piden que se pague por adelantado.

Imaginemos un adolescente de 16 años que ha salido de fiesta con sus amigos. Imaginemos que son las cinco de la madrugada. Imaginemos que se acerca a un polígono industrial con 10 euros en el bolsillo para tener sexo con otro hombre, de edad incierta.

Imaginemos un periódico de tirada nacional. Imaginemos que leemos en la prensa que España es el segundo país del mundo en intercambio de archivos de pornografía infantil por Internet. Imaginemos que un sacerdote agustino, profesor de religión, es detenido por poseer material pornográfico infantil. Imaginemos que la orden religiosa le aparta de sus funciones como profesor pero sigue trabajando en temas administrativos para dicha congregación.

¿Realmente alguien cree que se trata de un ejercicio de imaginación?

Lamentablemente la explotación sexual comercial infantil (ESCI) es un hecho cotidiano, a pesar del prejuicio ampliamente extendido de que en sociedades como la nuestra se han superado determinadas formas de violencia contra la infancia, a pesar de resultar incómodo, a pesar de que no se hable de ello.

¿QUIÉN SE HACE CARGO DEL MUNDO?

¿Y ahora qué? Sabemos que la explotación sexual comercial existe, la nombramos, le damos espacio en el orden simbólico pero ¿qué hacemos después con ello? ¿Cómo la combatimos? ¿Cómo la eliminamos?

Si Clarice Lispector ha muerto, ahora ¿quién se hace cargo del mundo?1

¿Quién se hace cargo de las violencias, del sufrimiento ya estructural? ¿Quién se encarga de transformar nuestros espacios en lugares habitables, sostenibles, placenteros?

Sin duda, hacerse cargo del mundo es una responsabilidad compartida por quienes lo habitamos. Sin duda, ésta debería ser nuestra principal tarea.

Parece una obviedad que para eliminar la explotación sexual comercial es preciso un cambio en las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales, y que estos cambios deben darse desde diversos frentes, a través de múltiples estrategias.

Propongo una, no es la única, pero tengo la certeza de que es eficaz.

Se trata de una propuesta ludopedagógica. Trabajemos con la infancia y adolescencia las sexualidades, y hagámoslo desde la educación y el arte.

¿Por qué con infancia y adolescencia?

La razón más evidente es por la necesidad de trabajar desde una doble vertiente preventiva: tanto como posibles explotadores, como posibles víctimas.

Pero la razón principal no la encontramos en el futuro, sino en el presente. No se trata de trabajar con las personas adultas del mañana sino con las personas que son hoy.

Habitualmente se concibe a la infancia (personas menores de 18 años) como sujetas pasivas, como meras reproductoras de cultura, como objetos de protección, pero no como agentes de producción cultural y cambio sociopolítico. Es preciso plantear una propuesta pedagógica que parta de una concepción protagónica de la infancia y la adolescencia, en el sentido de sujetos/as participativos/as, motores de cambio, esperanza y transformación. Como actores de praxis cultural y ejercicio político real y efectivo.

Un revolucionario cambio social requiere de un cambio de paradigma en cuanto a la concepción de infancia que nos permita salir de nuestro modelo adultocéntrico.

Otros mundos serán posibles si permitimos otras infancias posibles; si dejamos ser y hacer.

¿Por qué sexualidades?

Porque somos historias encarnadas, cuerpos sentir-pensantes. Somos seres sexuados y desde ahí nos relacionamos con el mundo.

Porque la sexualidad nos atraviesa desde todas las dimensiones del ser humano y a pesar de ello sigue estando llena de mitos, silencios y tabúes. Porque cada día recibimos un incesante bombardeo de mensajes vinculados a la sexualidad pero paradójicamente sigue siendo la gran desconocida, caldo de cultivo para las desigualdades y discriminaciones.

Porque la infancia y la adolescencia son etapas cruciales donde se forjan los valores y actitudes que acompañan a nuestras sexualidades y nos permiten desarrollarlas en un marco de libertad, respeto y diversidad.

Por todo ello es preciso abordar las sexualidades desde una perspectiva sistémica y compleja que incluya los grandes temas tabú como la prostitución o la explotación sexual comercial (trata con fines de explotación sexual y ESCI). Este es un requisito indispensable para lograr un cambio social que apueste por relaciones libres, placenteras y respetuosas.

¿Por qué a través de la educación y el arte?

Podrían hacerse interminables los párrafos que argumenten y den cuenta de las potencialidades de estas dos “armas cargadas de futuro”.

Podría hablar de la educación emancipadora y liberadora en términos de Paulo Freire. Podría hablar del arte no como patrimonio de artistas, sino como manifestación de lo humano con capacidad para albergar y potenciar la diversidad, para vivenciar un proceso continuo de autoconocimiento y de construcción colectiva. Como herramienta de producción simbólica que posibilita la transformación social.

Esta propuesta pretende trabajar a través de la educación y el arte porque es un medio lúdico, placentero, porque empodera. Porque nos enseña a construir colectivamente, a renunciar, a fortalecernos en el disenso, a dejarnos sorprender con lo diverso. Porque son experiencias totalizadoras que implican cuerpo, pensamientos y emociones. Porque pensar en habitar el mundo como si fuera una obra artística implica hacerlo bello, consciente, colectivo, inacabado…

Porque necesitamos otros lenguajes que permitan narrar lo innombrable y construir lo posible.

Porque la educación y el arte pueden enseñarnos a hacernos cargo del mundo.

Porque es una bonita forma de lograr que todo ser humano tenga un cuerpo realmente propio.

Alicia Bustamante es Antropóloga y Educadora Social. La mayor parte de su trayectoria profesional se ha desarrollado en el ámbito de la intervención social y la formación de formadoras/es, tanto en España, como en América Latina. Trabaja e investiga en torno a los procesos comunitarios y la aplicación de herramientas creativas para el aprendizaje colectivo, el empoderamiento y la incidencia política. Cree firmemente en el potencial transformador de la educación, el arte y los feminismos. Coordina el curso on line “Herramientas pedagógicas para la prevención de la trata y la prostitución con adolescentes” que el próximo 15 de abril iniciamos en la plataforma E-learning deFeminicidio.net .

(1) Alude a un excepcional relato de la escritora brasileña Clarice Lispector. Lispector, C. (2004) Me hago cargo del mundo en Revelación de un mundo, Adriana Hidalgo Ediciones, Barcelona pp. 216-218

Casa de la Mujer / Menor autonomía, mayor violencia. Maracay. Aragua Venezuela.2013 El derecho a una vida sin violencia de las mujeres con discapacidad.

Una de las actividades que se realizaron en el Mes de las Mujeres, en Uruguay,  se puso sobre la mesa una temática por demás invisibilizada: El derecho a una vida sin violencia de las mujeres con discapacidad. Un tema que en el país   abordamos con poca  frecuencia y profundidad, en el supuesto de que dichas personas cuentan con la solidaridad de sus familiares y parejas .  Nos cambia esta visión  cuando una persona en particular formula su denuncia o presenta su caso, como el que conocemos, el de Eloísa . Ella era maltratada continuamente por su pareja, descalificándola por su discapacidad  ante sus hijas y en los últimos tiempos agredida físicamente. Fue cuando decidió buscar ayuda y denunciar.

La sobreprotección que suele enmarcar los vínculos más cercanos de estas mujeres, en los que “otros deciden por ella, por su bien”, junto a una concepción de su persona como “asexuada” unida a una “infantilización permanente”, colocan a las mujeres con discapacidad en un lugar mucho más propenso a ser vulneradas, cuando no violentadas en sus derechos más básicos

Según informes de la jornada realizada en Uruguay, entre otras características particulares de la violencia hacia mujeres con discapacidad, pudieron detectar que cuanto más severa es esta y por tanto mayor la dependencia, más riesgo existe de recibir violencia.

Antonia Irazábal, responsable del Área de Género del Programa Nacional de Discapacidad (Pronadis) del Ministerio de Desarrollo Social (Mides) de Uruguay,  expresa que   a mayor aislamiento, y mayor “contexto de privación del relacionamiento social, mayor restricción de la vida social, mayor violencia”. También se evidenció que cuanto menos acercamiento a la educación sexual, mayor es el riesgo de que sean vulnerados sus derechos sexuales y mayor “el riesgo de abuso y también de sufrir violencia”.

Cuando se empezaron a ver situaciones de abuso y de violencia, uno de los núcleos problemáticos del abordaje para la protección de derechos estaba en “la credibilidad que la sociedad y los propios servicios de atención a mujeres en situación de violencia tienen para con la mujer con discapacidad”. Aún hoy, en nuestra sociedad prima la idea de que se trata de una mujer “asexuada”, explica Irazábal, y dado que es visualizada así, “difícilmente podamos entender que sufre abuso, que sus derechos educativos en esa materia no están previstos”, entre otras muchas cuestiones que se derivan de esta mirada.

La sobreprotección que suele enmarcar los vínculos más cercanos de estas mujeres, en los que “otros deciden por ella, por su bien”, junto a una concepción de su persona como “asexuada” unida a una “infantilización permanente”, colocan a las mujeres con discapacidad en un lugar mucho más propenso a ser vulneradas, cuando no violentadas en sus derechos más básicos.

LA REPÚBLICA | DOMINGO 14.04.2013 | Nº 1022|

DE BRASIL

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, aseguró que su llegada a la presidencia se debe a la lucha que protagonizaron las mujeres en el pasado por sus derechos de igualdad y que, por lo tanto, tiene la obligación moral durante su mandato de honrar a las mujeres.

“Cuando asumí el cargo como la primera mujer presidenta, me dije a mí misma que uno de mis compromisos sería en honor a las mujeres. Honrar a las mujeres, porque aquí, en mi país, es la forma de expresar lo que debemos a las mujeres de todo Brasil”

CRIMEN Y TELENOVELA III

En materia de  violencia  de género e impunidad ,  en los numerosos casos de mujeres asesinadas, sus historias quedan dando vueltas en la memoria dolorosa de sus familiares o,  en el mejor de los casos en los medios de  comunicación ,   con los  detalles añadidos  de su   supuesta vida personal ,  que  cumplen con la misión  de  distraer y hasta banalizar   el verdadero problema, una muerte, un asesinato.

La familia de la víctima ,  por lo general,  suele ser  amenazada por grupos vinculados al  asesino, o directamente por él;   entonces le toca ,  además de mudarse para protegerse , recordar públicamente,  cada vez que puede ,  que está a la espera de que se haga  justicia , que no cesará  en este empeño constituido  en  razón de vida ,   y por si fuera poco,  enfrentarse a la “telenovela” que se ha tejido a sus espaldas  ,  desmentir  los “detalles” que de  alguna manera los y las funcionarios/as  de los  órganos de recepción de  denuncias  conocen y en algunos casos se atreven a comentar. “No chico, ella estaba  en tal o cual cosa…”  Todo sin compasión ni respeto, vulnerando los derechos de la víctima y de su familia.

Sin demasiada diferencia así es el caso de la señora Oropeza, madre de la joven Alexandra ( 22 años)   asesinada en Cuyagua  . Ella  exige justicia  y declaró    en El Periodiquito cuando se acercó hasta este medio  “para desmentir las declaraciones ofrecidas por el jefe del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas  (Cicpc) en la región Aragua”    : “(…) lo que se han encargado es de difamar a mi hija, en vez de buscar al homicida, que se preocupen por ponerlo preso y no por la vida personal de mi hija quien ya falleció”.

Al mismo tiempo, e igual que otras madres y padres,  la mamá de Alexandra teme por su vida después de haber denunciado al presunto homicida.

http://www.elperiodiquito.com/…/Madre-de-joven-asesinada-en.

¿G.P.S CONTRA LA VIOLENCIA?

Extraño invento para protegerse de la violencia  machista. Se puede inferir   que las frecuentes violaciones denunciadas  en India, hayan propiciado la construcción de ropa interior especial para evitarlas. Se trata de la   noticia de   una supuesta solución.   Lo que sí es cierto es la imposibilidad de evitar que estos delitos se sigan cometiendo;   la    conducta  violenta machista  es una constante en la mayoría de los países del mundo, y las violaciones son parte de ella. Son las potenciales víctimas quienes deben  comprar y cargar con esta prenda.  Sería mucho más  novedoso  que  fueran los potenciales violadores quienes tuvieran un  tipo control en la  misma onda tecnológica.

Tres estudiantes de ingeniería de Channai, Manisha Mohan, junto a sus dos compañeros, Rimpu Tripathi y Nelladri Basu Pal , han sido las/os  artífices de un  tipo de ropa interior con la pretensión de evitar las agresiones sexuales a mujeres.

“La ropa interior va provista de un sistema de posicionamiento global (GPS), un sistema global para comunicaciones móviles (GSM) y también sensores de presión, capaces de enviar descargas eléctricas de hasta 3.800 kV, así como alertas a los padres y la policía”, dice Manisha Mohan, integrante del equipo inventor.

Al parecer, las descargas pueden llegar a emitirse hasta un total de 82 veces, pudiendo salvar de situaciones de agresión a las mujeres que lleven puesto este  sujetador. Además, los mensajes de alerta y la posibilidad de localizar a la víctima con el GPS, facilitará sobremanera la tarea de socorrerla e incluso, atrapar a su atacante.

http://www.notitarde.com/Curiosidades/Disenan-ropa-interior-antiviolaciones-en-la-India/2013/04/07/177758

ROSSI BRAIDOTTI ( 1954)*.

… a lo largo de su vida su madre le hablón en italiano y su padre en español con musical acento de Argentina; en el paísdonde crece se habla inglés,la lengua de los colonizadores; sus estudios los realiza en francés y la lengua donde reside y trabaja es el holandés. Ha desdibujado las fronteras,pero permanecen los diferentes lenguajes como hilos de palabras que son puentes tendidos entre las personas .

* Filósofa  y teórica  feminista-

De su libro Sujetos nómadas.

Para información y denuncias

Línea nacional (O8OO-MUJERES)  0800-6853737

oooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Casa de la Mujer Juana Ramírez “La   Avanzadora” – Maracay

(Fundada en  1985)

Programa de Atención a Mujeres en situación de violencia

De lunes a jueves   de 8 a 12 y de 1 a 5 p.m.

Viernes de 8 a 12 y de 1 a 4 p.m.

CEDIAR -Centro de Documentación e Información “Aída Arroyo”.

 Servicios: lunes a jueves  de  1,30  a 5 pm –

Directorio: Órgano Divulgativo de la Casa de la Mujer Juana Ramírez “La Avanzadora”  C/ López Aveledo  Norte No. 11. Urb. Calicanto. Aptdo.   Correos  2028. Telefax. 0243- 2463796  Correo E: cmjrla@yahoo.es

No. 835 Año XXIII     17/4/2013

Oaxaca, un estado peligroso para las mujeres.2013

Concha Moreno – Por un México inteligente – 14/04/2013

España, Oaxaca – El cambio de gobierno en Oaxaca, con Gabino Cué a la cabeza, no ha significado una disminución de los asesinatos de mujeres y niñas, sino todo lo contrario: desde diciembre de 2011 han aumentado un 50%. A día de hoy ya se han registrado 174 casos.

Eufrosina Cruz Mendoza, nacida en un pueblo del monte de Oaxaca, es la primera mujer indígena que ha ocupado el cargo de presidenta del Parlamento de Oaxaca (2010) Hoy se sienta en la Cámara de Diputados del DF y asegura que 428 municipios de Oaxaca todavía se rigen por sus usos y costumbres tradicionales y no por las leyes, y, en casi 100, las mujeres no tienen derecho a participar en los procesos democráticos.

Por otra parte, el pasado mes de marzo, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) denunciaba que el personal penitenciario sometía a tratos crueles y degradantes a los familiares de reclusos, a quienes obligan a desnudarse por completo para revisión, incluso a mujeres y a niños. Como consecuencia, el organismo instó a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) estatal a aplicar una serie de medidas encaminadas a evitar estas situaciones, que parecen ser bastante habituales.

Este es el panorama que se respira en el Estado, en donde ser mujer supone un alto riesgo para la integridad, independientemente de la edad, puesto que los agresores no respetan ni a las niñas.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR

Según el informe Feminicicio y violencia contra las mujeres en Oaxaca, elaborado por el colectivo Huaxyacac, la repetición cotidiana de muy diversos actos de violencia intrafamiliar hace que se vean como normales y aceptables las relaciones violentas contra las mujeres en esta zona. Es algo que me parece inaudito, pero parece ser que, a fuerza de presenciar la violencia, ésta termina incorporándose al día a día. Al menos en Oaxaca.

Sin embargo, las voces de este grupo llevan años alzándose contra esta situación. Del seguimiento que han hecho, y que reflejan en el citado informe, se desprende que de 2010 a noviembre de 2012, la PGJE reportó 2.910 casos de este tipo de violencia. De hecho, es la agresión más frecuente.

A pesar de que la ley establece que se trata de un delito y que en muchas ocasiones destruye o acaba con la vida de niñas, adolescentes, jóvenes y adultas, no se reconoce a la violencia intrafamiliar como un delito grave. Esta calificación, unida a la aceptación de la violencia intrafamiliar como algo “normal”, ha permitido que en los últimos años las instituciones del estado no hayan generado políticas eficaces para su prevención y atención oportuna.

VIOLENCIA SEXUAL

La violencia sexual es mucho más frecuente de lo que aparece en las estadísticas, como muy bien sabemos. Se debe a que en muchos casos las víctimas, sean niñas, jóvenes o mujeres adultas, callan por vergüenza, temor o porque les hacen creer que ellas lo provocaron.

Este tipo de violencia ocupa el segundo lugar en las agresiones más frecuentes hacia las mujeres en el estado de Oaxaca, sólo después de la violencia intrafamiliar.

De diciembre de 2010 a noviembre de 2011 se registraron 183 ataques sexuales contra mujeres y niñas, mientras que en 2012 se documentaron 172 agresiones del mismo tipo. Lo más común es la violación, pero las agresiones son mucho más frecuentes de lo que aparece reflejado en las estadísticas, y una de las que menos se denuncian. EN 2011 se registraron 194 violaciones (57%) y en 2012, 90 (52%). En cuanto al abuso sexual, en 2011 se contabilizaron 47 (27%) casos, pero llegaron a 68 (40%) un año después.

DESAPARICIONES

La desaparición, según diversos estudios, está ligada a la trata de personas para la industria del comercio sexual. En Oaxaca, los reportes de prensa señalan que en 2011 se registraron 27 casos de desaparición de mujeres y jóvenes, mientras que en 2012 sumaron 22. En ambos años, la región de Valles Centrales concentró el mayor número de casos, con 18 y 16 respectivamente. De las 49 mujeres desaparecidas, 27 tenían entre 11 y 20 años.

REEDUCACIÓN PARA LOS HOMBRES VIOLENTOS

El 1 de febrero de 2007, el Diario Oficial de la Federación publicó la Ley de acceso para las mujeres a una vida libre de violencia (1), que contempla la reeducación de los agresores como una medida de reinserción social y de prevención de la violencia.

Por supuesto, la ley es de ámbito estatal, pero parece que se han olvidado de ella, porque hasta hoy no se ha implementado la capacitación y la coordinación entre las instancias de procuración de justicia, seguridad pública y el poder judicial, a fin de conseguir que los hombres se hagan responsables de parar su violencia, y de cambiar sus valores y sus formas de relacionarse.

Las personas que integran Huaxyacac están convencidas de que también es necesario trabajar preventivamente con los jóvenes en las escuelas, con el fin de que cuestionen de manera temprana las relaciones basadas en el control y la violencia.

OBSERVATORIOS CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

En Oaxaca existen dos observatorios, el Intercultural de Violencia Social y de Género y el de la Violencia Social y de Género Municipal. El primero es un proyecto impulsado por el Centro Profesional Indígena, con apoyo financiero del Instituto nacional de Desarrollo Social. Su función es el seguimiento de la equidad de género y el acceso a la justicia de las mujeres indígenas.

El segundo tiene como finalidad analizar las causas que generan la violencia social y de género, para así crear políticas públicas, mejorar el actuar policial, fomentar la cultura de la denuncia y recuperar la confianza de la población en la policía municipal. Al menos, es lo que dijeron en su momento, el día de la flamante inauguración. Curiosamente, el síndico Felipe Heredia Marín manifestó entonces que el observatorio “permitirá complementar los objetivos para erradicar la violencia en Oaxaca” Hoy, la violencia sigue creciendo.

David Jorge Cruz Córdova, del Centro de Economía y Políticas Aplicadas de la Univas, afirmó en su momento: “Esperemos que a través del Subsemun (Subsidio para la Seguridad Pública Municipal) se puedan gestionar recursos para investigaciones de temas como el alcoholismo como factor causante de la violencia entre los jóvenes; un diagnóstico de la violencia social en el Municipio de Oaxaca de Juárez y la creación de un plan de prevención social y capacitación a los funcionarios públicos”. El colectivo Huaxyacac denuncia que actualmente hay demasiado trabajo sin hacer.

RECOMENDACIONES Y EXIGENCIAS DEL COLECTIVO

  • Políticas públicas de “Cero Tolerancia a la Violencia de Género en el Gobierno Estatal”, incluida la destitución de los funcionarios violentos en sus hogares y especialmente a los responsables de hostigamiento sexual laboral.
  • Reconocer y tomar las medidas necesarias para acabar con la violencia obstétrica, en especial con las cesáreas innecesarias, la episiotomía, el maltrato psicológico, y la manipulación intrauterina posparto, entre otras prácticas ampliamente documentadas y prohibidas por las normas internacionales y nacionales.
  • Capacitación a jueces para que apliquen justicia de manera pronta y expedita y emitan sentencias acordes a los estándares internacionales.
  • Establecer un sistema único de registro e información estadística en el estado, que dé seguimiento a los casos de violencia contra mujeres e informe sobre la incidencia, distribución geográfica, características de las mujeres afectadas, los tipos de violencia, el quehacer de las instituciones y sus resultados de manera periódica y pública.
  • La obligatoriedad de los agresores a asistir a programas re-educativos y que éstos se implementen a través de los Centros de Re-educación para Agresores contemplados en la Ley de Acceso para las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género.
  • Que el Congreso del Estado apruebe de manera inmediata las iniciativas presentadas por el gobernador Gabino Cué en agosto del 2011, a efecto de reformar a la Ley de Acceso para las Mujeres a una Vida Libre de Violencia de Género, reformar el delito de violencia familiar, y tipificar la violencia obstétrica.
  • Al Congreso del Estado de Oaxaca y el Gobierno Estatal les exigen que generen las condiciones para que la Subprocuraduría de Atención a Delitos contra las Mujeres, así como el Centro de Justicia para mujeres dependientes de la de la PGJE tenga un presupuesto etiquetado y suficiente para desarrollar su labor.
  • A los tres niveles de Gobierno les requieren a que garanticen la etiquetación y la asignación de presupuesto suficiente en sus programas operativos anuales para asegurar un real acceso de las mujeres a una vida libre de violencia.
  • MEJORA LA ATENCIÓN A LAS DENUNCIANTES?

  • Recientemente, el procurador de justicia del Estado de Oaxaca, Manuel de Jesús López López, informó que del 100 % de las denuncias que se realizan contra la violencia hacia la mujer, sólo resta darle seguimiento a un 30%, lo que coloca a la entidad “por encima de la media nacional en relación a investigar la violencia contra las féminas”.

Pese a las denuncias de Huaxyacacm y a que la entidad ocupa uno de los 10 primeros lugares en crímenes contra la mujer, el titular de la PGJE destacó que han transparentado cifras que en administraciones pasadas no se hacía, aunque éstas “se encuentran sólo en la página de internet oficial de la Procuraduría”.

Dentro de los nuevos mecanismos que se implementan para combatir el crimen contra la mujer destacó los trabajos de la subprocuraduría especializada en delitos contra la mujer por razón de género, que también trabaja con fiscalías especializadas en las regiones del Estado. Con ello confirmó que existe una base de datos de delitos contra la mujer que se actualiza diariamente.

Yo he entrado en la página, y los últimos datos a nivel del estado corresponden al 30 de noviembre de 2012. Sin embargo, los datos sobre denuncias sí son actuales, pues incluyen las presentadas hasta febrero pasado. De acuerdo con las cifras mostradas, en los dos primeros meses de este año se han registrado 239 por violencia intrafamiliar y 102 por violencia sexual. Por lo que se refiere al pasado año 2012, los datos de este apartado recogen 1.474 denuncias por violencia familiar (1.146 en 2011) y 548 por delitos sexuales (586 en 2011). También contabilizan 58 homicidios dolosos.

Esta es la triste realidad del género femenino del Estado de Oaxaca. Aunque las cifras de 2012 podrían inducir a pensar que se está trabajando para mejorar la situación, una mirada a los números de estos primeros meses de 2013 hacen pensar lo contrario. O, más bien, que se han “maquillado” los datos del año pasado. Lo cierto es que a mí no me cuadran.

El próximo mes de julio se celebran elecciones municipales y mi deseo es que los nuevos representantes articulen medidas que permitan a las mujeres oaxaqueñas vivir sin la espada de Damocles de la violencia. No es que deposite una gran confianza en ello, pero, sinceramente, la esperanza es lo último que se pierde.

(1) http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGAMVLV.pdf

¡Justicia YA! ¡Alto al Feminicidio en Oaxaca!. Mexico 2013

Crece de forma alarmante la violencia feminicida: 198 feminicidios y 57 mujeres y niñas han sido desaparecidas durante ésta administración.

Durante esta semana se suscitaron dos casos que han consternado a la sociedad, el de las jóvenes Elizabeth Martínez Cruz de 16 años de edad, vecina de la Villa de Mitla y el de Dafne Dechanez Carreño Bengochea de 21 años de edad, habitante de la Ciudad de Oaxaca. El incremento de la violencia es alarmante y vergonzoso, con estos dos casos suman ya 20 casos desde que entró en vigor el tipo penal de feminicidio en octubre pasado.

Con un sistema de seguridad pública y de acceso a la justicia poco eficiente se ha permitido por omisión el incremento de los índices de desapariciones y asesinatos de mujeres pues la impunidad permea las investigaciones. La dilación de procesos como la elaboración e implementación del protocolo de feminicidio vuelven cómplice al Estado de estos actos en contra de las mujeres oaxaqueñas.

Nos solidarizamos con las familias de Elizabeth y Dafne y hacemos un llamado ciudadano para sumarnos a la exigencia de justicia

Las mujeres Oaxaqueñas tenemos derecho a la vida y al respeto, estamos cansadas de no ver respuesta del gobierno.

¡Queremos vivir sin miedo!
¡Justicia para Elizabeth y Dafne!
¡No más violencia contra las mujeres!
¡No más impunidad!
¡No más muertas!

Durante esta semana se suscitaron dos casos que han consternado a la sociedad, el de las jóvenes Elizabeth Martínez Cruz de 16 años de edad, vecina de la Villa de Mitla y el de Dafne Dechanez Carreño Bengochea de 21 años de edad, habitante de la Ciudad de Oaxaca. El incremento de la violencia es alarmante y vergonzoso, con estos dos casos suman ya 20 casos desde que entró en vigor el tipo penal de feminicidio en octubre pasado.

Con un sistema de seguridad pública y de acceso a la justicia poco eficiente se ha permitido por omisión el incremento de los índices de desapariciones y asesinatos de mujeres pues la impunidad permea las investigaciones. La dilación de procesos como la elaboración e implementación del protocolo de feminicidio vuelven cómplice al Estado de estos actos en contra de las mujeres oaxaqueñas.
Nos solidarizamos con las familias de Elizabeth y Dafne y hacemos un llamado ciudadano para sumarnos a la exigencia de justicia
Las mujeres Oaxaqueñas tenemos derecho a la vida y al respeto, estamos cansadas de no ver respuesta del gobierno.
¡Queremos vivir sin miedo!
¡Justicia para Elizabeth y Dafne!
¡No más violencia contra las mujeres!
¡No más impunidad!
¡No más muertas!

 

“Existe desconocimiento de lo que significa ser feminista, es otro de los tentáculos del patriarcado”.Abril. 2013

Carolina Galera – Feminicidio.net – 11/04/2013

España, Madrid – Está empeñada en reeducar la mirada masculina sobre la visión del cuerpo de la mujer. Irene Ballester (Alicante, 1979), feminista e historiadora del Arte, ha conseguido con su libro“El cuerpo abierto: representaciones extremas de la mujer en el arte contemporáneo” (ediciones Trea, 2012), aunar activismo y profesión para abrir brecha en los estudios de Arte, un campo que dista mucho aún de incluir una asignatura dedicada exclusivamente a las mujeres artistas en sus planes universitarios.

A través de su obra, basada en su tesis doctoral, la autora, que impartirá la próxima semana en la fundación FIART de Madrid un curso sobre Arte y Feminismo en América Latina, divulga el trabajo de las artistas que denuncian los abusos de las dictaduras militares, las desigualdades sociales, la violencia de género y el feminicidio, utilizando muchas veces sus cuerpos desnudos como lienzo de expresión.

-¿Por qué cuerpos abiertos e imágenes extremas? ¿Dónde nacen estos conceptos?

-Toda esta investigación parte de una beca pre-doctoral que tuve la oportunidad de llevar a cabo en México otorgada por la Secretaría de Asuntos Exteriores. Hablar de cuerpos abiertos parte de estudiar la obra de Frida Khalo, la primera pintora, diría que en el mundo, que a través de su obra denunció la violencia de género y el feminicidio. En el cuadro “La columna rota”, de 1945, la pintora se abre el cuerpo para representar el dolor femenino utilizándolo como lienzo de expresión. Aparece con su columna vertebral rota, está llorando, está hablando de temas femeninos jamás tratados a lo largo de la Historia del Arte, considerados tabú puesto que el cuerpo femenino siempre ha sido tratado por y para la mirada masculina cosificándolos, tratándolos como objetos.

Hablar de extremos implica hablar a través de unas imágenes que nos interrogan, que nos cuestionan y que llevan al arte hasta unos confines en los que hace que nos preguntemos qué papel han ocupado las mujeres, cómo hemos sido tratadas, por qué la mujer es sinónimo para el patriarcado de mala. Era una manera también de poder empezar a hablar de mujeres artistas que ya han representado a través de su cuerpo esa mirada femenina o esos problemas que para el patriarcado no existían, de ahí que sean cuerpos abiertos. Nos abren sus cuerpos a través de unas imágenes extremas que implican hurgar en aquello considerado tabú por parte también del patriarcado.

-¿Cómo has ido seleccionando a estas mujeres artistas, en su mayoría latinoamericanas?

-Quería saber cuál era el camino abierto por Frida Khalo. Mi directora de tesis fue Pilar Pedraza, escritora feminista pero también conocida por novelas fantásticas de terror gótico. Gracias a ella conocí el trabajo de una mujer francesa, aunque nacida en Argentina, Leonor Fini, también vinculada al surrealismo, aunque nunca perteneció a este movimiento por ser mujer, obviamente. De alguna manera, Fini abre también su cuerpo para representar estos temas que son tabú por parte del patriarcado. Las dos artistas son los dos pilares de mi tesis, ya que parto también de su cuadro “El ángel de la anatomía” (pintado en los mismos años que el de Khalo e imagen de portada de su libro). Gracias a la beca pude seguir tirando del hilo. Parto del camino que abre Frida Khalo con sus imágenes en las que empieza a cuestionarse la situación de las mujeres, la política y la sociedad que las alberga.

ARTE Y FEMINISMO

-En una entrevista reciente manifestabas no obstante que, aunque ligas este tipo de arte con el feminismo, muchas de las artistas estudiadas no se declaraban feministas ni tenían una intención política en su obra sino más bien de denuncia social.

-En Latinoamérica hay un cierto tabú, un cierto rechazo a la hora de proclamarse feminista. Una artista como Mayra Martell, que es de Ciudad Juárez, me aseguraba que es humanista y yo me preguntaba “¿qué significa para ti ser feminista?”. Lorena Wolffer, también mexicana, fue la única que verdaderamente se proclamó como tal.

-¿Temor?

Sí, por supuesto, pero México también es un país complejo en el que declararse feminista puede comportar un doble rechazo, miedo a encasillarse. Creo que en el subconsciente quedan momentos de represalias, momentos pasados de negatividad y complejidad. Por ejemplo Lorena Wolffer me comentaba que la matanza de Tlatelolco, el 2 de octubre de 1968, en la plaza de las Tres Culturas, ha condicionado a la gente joven, que ve esa época a través de sus padres, los padres de las artistas en ocasiones, y se han apartado completamente de la política, les han educado con el temor a proclamarse, bien como feminista, bien como de izquierdas…

Por otra parte, en México, el dedicarse al arte la mayoría de las veces implica tener un cierto poder adquisitivo; entonces me encontré con mujeres que tampoco tenían esa necesidad de proclamarse feministas pues ellas nunca se habían sentido atacadas o violentadas. Por ejemplo así me lo comentó Daniela Edburg, que tiene un trabajo artístico con mujeres explotadas grande, con mujeres completamente desmembradas. Y hablar del desmembramiento de un cuerpo femenino y en México…Me resultaba complejo pero cada quien es libre de posicionarse, aunque para mí es problemático y me provoca mucho enfado.

-Pero ninguna se ha mostrado molesta ni ha protestado por aparecer vinculada al feminismo en tu trabajo…

-No, ninguna de ellas. De hecho, voy a contar una anécdota. Cuando me puse a investigar, una de las primeras artistas que entrevisté y que me impresionó mucho fue Regina José Galindo, una de las artistas más famosas de las contemporáneas vivas. La primera vez que hablé con ella me decía que no era feminista y sin embargo su trabajo me permitía conocer muy bien la situación de las mujeres en Guatemala, los abusos a las mujeres indígenas, el conflicto armado… Creo que se molestó un poco conmigo y me decía que, si su trabajo servía sólo para eso, mejor trabajaba en una ONG. Sin embargo, más tarde he llegado a leer en alguna entrevista que sí, que se declaraba feminista.

En mi opinión en Latinoamérica en general, y aquí en España también, existe un desconocimiento total de lo que significa ser feminista, un cierto rechazo al lenguaje debido a un desconocimiento del mismo lenguaje. Es uno de los tentáculos más que tiene el patriarcado.

Pero problemas con las artistas ninguno, al contrario, todas han sido muy amables, incluso a la hora de facilitarme material para que sea publicado. Eso sí, existe mi crítica personal hacia alguna de ellas, preguntándome cómo pueden estar trabajando en un ámbito tan complejo y no declararse feminista. A mí eso me chirría un poco los oídos, pero porque no le tengo miedo a esa palabra, o la tengo muy asumida.

Allí, este rechazo es un poco fruto de la religión, de la educación. En el curso se puede ver muy presente. Tenemos oportunidad de escuchar música, rancheras actuales en las que encontramos a un cantante, Alejandro Fernández, que hace unos años hizo una apología total a la violencia de género en una de sus canciones, cuya letra incitaba a los hombres a pegar a las mujeres unas “nalgadas”. También proyectamos algún fragmento de capítulos de telenovela en el que se repiten estereotipos de mujer que lamentablemente continúan reproduciéndose.

-¿Y las artistas españolas? ¿A quiénes destacarías en este campo de denuncia?

En mi libro no trato su trabajo directamente, pero posteriormente hice un máster en Investigaciones Feministas en la Universidad de Castellón y también he escrito artículos vinculados. Me gusta mucho Cristina Lucas “>porque

actualmente es la que mejor confronta la situación de las mujeres. Tiene una performance estupenda, “Rousseau y Sophie”, que se escenificó en la plaza las Salesas en Madrid, en la que todas las mujeres podían acudir a darle botellazos a Rousseau, el padre del patriarcado y la misoginia. En “La Liberté Raisonnée”, que se basa en el cuadro de Delacroix “La Libertad Guiando al Pueblo”, aparece la alegoría completamente aplastada y asesinada por sus compañeros varones, una metáfora de lo que es la violencia de género y la violencia feminicida.

Hay que destacar a Pilar AlbarracínMaría Cañas, que también critica mucho los estereotipos de género, Alicia Framis… Con ella tuve ocasión de trabajar el año pasado en el Matadero de Madrid, en una especie de congreso-seminario y allí vimos el video “Antidog”, en el que las mujeres desfilan trajes contra la violencia de género.

Siempre me ha gustado, si llevo algún proyecto, establecer un diálogo entre mujeres artistas españolas y americanas, porque aquí también las hay y muy importantes como Esther Achaeriando, que tiene un vídeo contra el amor. También hay una gran base de datos en Mujeres en las Artes Visuales, a la que yo pertenezco, en las que se da difusión a su trabajo.

¿QUÉ QUIERE DECIR FEMENINO?

-Consideras que no tiene por qué haber diferencia de rasgos entre la pintura de un hombre y una mujer, pero ¿hay hombres que hagan arte feminista?

Creo que sí los va a haber, pero a mí me pasó una cosa compleja y es que, cuando terminé la carrera, me pregunté a mí misma por qué durante los cinco años de licenciatura no había estudiado ninguna mujer artista. Por eso me dediqué a estudiar mujeres artistas. Pero sí, estudio y he leído a teóricos que son feministas como Juan Vicente Aliaga, que ha llevado a cabo junto con Patricia Mayayo la exposición “Genealogías Feministas”, o José Miguel García Cortés, aunque desconozco si existen hombres que hagan arte feminista.

Con respecto a la diferenciación de rasgos femeninos o masculinos, es una cuestión que implica una cierta controversia. ¿Qué entendemos por femenino? Me da un poco de miedo si nos referimos a femenino según las normas del patriarcado. Hay en mi libro una mención a Luce Irigaray, que es la teórica feminista francesa que considera que no tenemos por qué ser femeninas siguiendo esas normas. Si ser femenina es ser una buena esposa y una buena madre, obviamente no lo somos, y nos negamos a que se presente a la mujer como un ser más sensible y piadoso, unas características peyorativas que de alguna manera enclaustran a la mujer en su casa. Son pequeñas cuestiones que ya le planteaba a Pilar Pedraza en la elaboración de la tesis. El problema es que es un lenguaje tan joven el que estamos utilizando que tenemos que tener claros los conceptos porque si no, es como si el patriarcado tuviera que ganar siempre la batalla. Hay que tener cuidado. De hecho la primera exposición feminista en España, “Cárcel de Amor”, en el año 2005 en el Museo Reina Sofia, aborda esta perspectiva, y una de las comisarias, Virginia Villaplana, también artista, lo recoge en un video muy interesante, “Mujer Trama”.

-Has dado ya el curso que presentas en FIART en el Instituto de Investigaciones Estéticas de la Universidad de Valencia. ¿Cómo fue la experiencia? ¿Qué tipo de público encontraste?

-Estoy muy contenta. La máxima cantidad de alumnos que podía tener en el aula que me dieron era de 40 y se llenó. Tuve hombres y ¡ninguno protestó! Todos se quedaron absolutamente callados porque desconocían por completo que hubiera mujeres artistas que se dedicaran a estos temas, que denunciaran a través de su trabajo. Por otra parte, tuve alumnas de una cierta edad, mujeres que han trabajado toda su vida y no tuvieron la oportunidad de estudiar. Una de ellas acababa de licenciarse en Historia y acudía a mi curso. Eso me dio una gran satisfacción.

Es un tema que para nada se estudia en las facultades, del que se desconocen muchas cuestiones y, sobre todo, de mujeres artistas. Que haya una asignatura de mujeres artistas en los planes de estudio es algo que lamentablemente en estos momentos no existe. Tenía alumnos, mujeres y hombres interesados también en saber qué artistas estaban trabajando contra la violencia de género, contra el feminicidio y contra tópicos patriarcales.

El último día hubo un capítulo dedicado a las artistas chicanas, que me apasionan y que en la facultad apenas he estudiado. Y tuve alumnas de Filología Inglesa interesadas porque además hablamos de trabajos artísticos literarios. Fue un “mix” muy interesante. De alguna manera hay que entrar al patriarcado y decirles que hay muchas cosas que estamos haciendo las mujeres, que criticamos la situación de violencia en la que estamos viviendo, ese machismo del que vosotros, los hombres, también soy víctimas.

REEDUCAR LA MIRADA

-Los hombres, y muchas mujeres también, con frecuencia se sienten atacados por el feminismo.

-Es importante que vengan hombres y mujeres. La igualdad no es una utopía, y para alcanzarla es necesario que trabajemos tanto hombres como mujeres en conjunto, todas tenemos que arrimar el hombro. He tenido oportunidad de impartir ponencias y siempre levanta la mano un hombre. En el noventa por ciento de los casos son hombres que no entienden, porque ven sólo cuerpos desnudos. Lorena Wolffer, tiene una performance, “Mientras dormíamos”, en la que aparece desnuda y va marcándose punzadas, cortes y tiros que han recibido mujeres víctimas del feminicidio en Ciudad Juárez, y no terminan de comprender por qué las mujeres tienen que recurrir a mostrar sus cuerpos desnudos. Están acostumbrados a ver desnudos en el arte como la “Venus del Espejo” de Velázquez, que siempre pongo como ejemplo de versión de la mirada masculina. El cuerpo de la mujer ha sido “objetualizado” en el arte por y para su goce (la mayoría de los cuadros femeninos de venus pintados por Giorgione o Tiziano se pintaron para la masturbación masculina en los gabinetes privados de los monarcas). Hay que reeducar la mirada en la igualdad. Pilar Pedraza también lo dice en el prólogo de mi libro. Aquí no vamos a ver mujeres bonitas, para eso te vas al El Prado o tienes un recorrido visual en el Thyssen.

Lamentablemente muchos trabajos de estas mujeres artistas permanecen, no en el anonimato, pero sí que están cubiertos por decirlo de alguna manera de una cortina espesa de humo, no están en las redes internacionales artísticas, no es tan fácil entrar. Es complejo, pero creo que al final terminan entendiendo por lo menos los tres o cuatro puntos fundamentales más importantes del curso sí: que hay mujeres artistas que trabajan contra la violencia de género y que ésta existe, porque siempre hay un machito que te sale con el tema de las denuncias falsas y se crea un ambiente tenso, en el que todos y todas estamos participando.

-Has conseguido aunar tu activismo político con tu profesión de historiadora del Arte. ¿Qué fue primero?, ¿la feminista o la historiadora?

-Creo que siempre he sido feminista. Desde que tengo 14 o 15 años lo soy y lo digo, es una cuestión que he tenido presente toda mi vida, pero Pilar Pedraza me abrió mucho más los ojos en cuestiones teóricas, me guió en lecturas, es mi mentora. Hay un antes y un después. Siempre le dicho que es mi madre feminista.

De hecho lo que me pasa ahora es que no me gusta ir a El Prado. Voy a Madrid y prefiero ver otras cosas. Una exposición de arte contemporáneo me puede llenar más, de mujeres artistas sobre todo. Durante cinco años de licenciatura nunca estudié una mujer artista y posteriormente hice un año de curso de doctorado, y tampoco. Además vengo de un departamento bastante conservador y clásico en el que imperan los estudios del Renacimiento y el Barroco, donde la situación de las mujeres apenas es tratada.

Para mí, aunar el arte y el activismo a favor de los derechos humanos de las mujeres es una manera también de atraer al público. Y eso hacen mujeres como Natalia Iguiñiz , que tiene unos carteles impresionantes que llevó a cabo para denunciar la violencia que sufrieron las mujeres durante el conflicto armado en Perú, o la película de Claudia Llosa, “La Teta asustada”, que incluyo en el curso, nos permite también conocer la situación de las mujeres violadas en este conflicto, en su mayoría indígenas.

Nombrar el mundo desde un cuerpo propio. Abril. 2013

Reflexiones subjetivas en torno a un proyecto ludopedagógico que propone trabajar las sexualidades con la infancia y la adolescencia desde la educación y el arte. Alicia Bustamante, coordinadora del curso on line “Herramientas pedagógicas para la prevención de la trata y la prostitución con adolescentes”, imagina y nos presenta las distintas facetas de la explotación sexual comercial.

Crece violencia contra las jóvenes nicaragüenses.El feminicidio en Nicaragua no da tregua.Abril. 2013

Nicaragua – El feminicidio en Nicaragua no da tregua: 19 mujeres han sido asesinadas en este primer trimestre de 2013, de las cuales seis eran adolescentes, cinco menores de 40 años y a una nicaragüense la mataron en el extranjero, según el reporte de medios de la organización civil Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), aunque los datos oficiales registraron sólo 12 casos.

Crece violencia contra las jóvenes nicaragüenses

 Nelson Rodríguez – Cimacnoticias – 08/04/2013

Nicaragua, Managua.- El feminicidio en Nicaragua no da tregua: 19 mujeres han sido asesinadas en este primer trimestre de 2013, de las cuales seis eran adolescentes, cinco menores de 40 años y a una nicaragüense la mataron en el extranjero, según el reporte de medios de la organización civil Católicas por el Derecho a Decidir (CDD), aunque los datos oficiales registraron sólo 12 casos.

En este periodo siete casos fueron cometidos por personas desconocidas, dos por el crimen organizado, y el resto por personas conocidas, aunque el escenario de la violencia sigue siendo principalmente la casa de las mujeres, indica el reporte.

En medio de esta violencia que afecta a las nicaragüenses, la Corte Suprema de Justicia (CJS) analiza cuatro recursos de inconstitucionalidad contra la Ley Contra la Violencia Hacia las Mujeres (Ley 779), con el argumento de que la norma “vulnera los derechos de la población masculina”.

En su informe, CDD considera que “sólo los abusadores, pederastas y sus cómplices pueden estar en contra de la Ley 779”, por lo que demandó el fin de la impunidad en Nicaragua.

Herenia Amaya, de la Red de Mujeres Contra la Violencia (RMCV), dijo que aunque la cantidad de mujeres asesinadas en este primer trimestre es menor al mismo periodo de 2012 –cuando se registraron 22 casos de feminicidio–, lo preocupante es que la violencia continúe en el país, y peor aún que hayan estos intentos por reformar la Ley 779 o que la CSJ avale las impugnaciones contra esta norma.

La ley, aún con los obstáculos en su aplicación, es una herramienta que ha permitido que disminuyan los casos de feminicidio, pero se requiere de su aplicación sobre todo en la prevención para que no sigan asesinando a las mujeres, aclaró Amaya.

A la RMCV le preocupa que este año los asesinatos en su mayoría se hayan cometido contra jóvenes y mujeres menores de 40 años, sostuvo la activista.

Explicó que las jóvenes tienen más acceso a la información y se revelan con más fuerza contra los hombres y por eso las asesinan.

Piden la tipificación del feminicidio.Ecuador.2013

El Tiempo – 04/04/2013

Ecuador, Quito – Según la asambleísta María Paula Romo, esta nueva tipificación de Feminicidio es necesaria, debido a que tiene un trasfondo importante, además del homicidio. “El feminicidio es un agravante del asesinato, porque no solo se quitó la vida, sino que el acto es cometido por el marido, hermano, novio, y el mensaje que nos dan es que las mujeres tenemos que cuidarnos”, dijo la asambleísta por Ruptura de los 25. En el proyecto de ley se propone como sanción por este crimen una pena de entre 25 y 28 años, que es la misma condena que se utiliza para el sicariato.

De igual manera, los asambleístas concuerdan que son necesarios más esfuerzos para erradicar crímenes en el país, adicionales al aumento de condenas. “Se habla que podría llegar a 40 años la pena máxima por delitos acumulados, sin embargo, esta no es la solución, es necesario aplicar medidas preventivas para que no se cometan estos actos”, dijo el asambleísta Mauro Andino. (VDS)