“Mi cuerpo es mío y de nadie más”.Túnez .2013

La frase en el torso de Amina decía “Mi cuerpo es mío y de nadie más” Exige al gobierno de Túnez que no la asesinen: http://www.change.org/petitions/petitioning-tunisian-government-amina-must-be-safe#
Y lo tremendo es q la familia de ella apoya la sentencia no me puede parecer más horrible todo esto.

Petitioning Tunisian Government : Amina must be safe

Petitioning Tunisian Government

Petitioning Tunisian Government : Amina must be saf

19 year old Tunisian Amina who posted a topless photo of herself bearing the slogan “my body belongs to me, and is not the source of anyone’s honour” has been threatened with death.

 Islamist cleric Adel Almi, president of Al-Jamia Al-Li-Wassatia Tawia Wal-Islah has called for Amina’s flogging and stoning to death saying Amina’s actions will bring misfortune by causing “epidemics and disasters” and “could be contagious and give ideas to other women…”

We the undersigned unequivocally defend Amina, and demand that her life and liberty are protected and that those who have threatened her will be immediately prosecuted.

Amina represents us.

Amina es una joven tunecina de 19 años difundió en las redes sociales una fotografía suya en topless con una frase en árabe que decía “Mi cuerpo es mío y de nadie más”, a favor de la lucha por los derechos de la mujer.

Ella es integrante del grupo Femen, un movimiento feminista surgido en Ucrania en 2008 que realiza sus protestas con el torso desnudo para llamar la atención.
El clérigo religioso Adel Almi, presidente de Conciencia Moderada y Reforma, una asociación islámica radical, consideró que Amina debería ser azotada 100 veces en un lugar público dada la magnitud de su pecado, “la chica merece la lapidación hasta la muerte”, subrayó.

La Fatwa, un pronunciamiento legal en el Islam de eruditos religiosos,establece que la joven estudiante de educación secundaria reciba 100 latigazos en un sitio público y luego sea lapidada hasta morir para castigar su indecencia y evitar que su “mal ejemplo” desencadene una epidemia y otras chicas repitan su acción. 

Creo que no es necesario resaltar lo importante que es en el siglo XXI evitar la tortura y la muerte de una mujer condenada por el solo hecho de expresar la libertad de su cuerpo. No podemos permitir que en varias partes del mundo la mujer siga sufriendo atrocidades como hace 300 años atrás.

To:
Tunisian Government
Amnesty International In Tunisia
United Nations Human Rights
United Nations Human Rights
Higher Institute for the Judiciary
Justice and Human Rights PoAmina must be safe19 year old Tunisian Amina who posted a topless photo of herself bearing the slogan “my body belongs to me, and is not the source of anyone’s honour” has been threatened with deathIslamist cleric Adel Almi, president of Al-Jamia Al-Li-Wassatia Tawia Wal-Islah has called for Amina’s flogging and stoning to death saying Amina’s actions will bring misfortune by causing “epidemics and disasters” and “could be contagious and give ideas to other women…”

I unequivocally defend Amina, and demand that her life and liberty are protected and that those who have threatened her be immediately prosecuted.

Sincerely,

Sincerely, 

[Your name]

Anuncios

Como medir la violencia en contra de la mujeres en México. 2013.

La presente publicación, ¿Cómo Medir la Violencia contra las Mujeres? Volumen Indicadores
Estructurales, introduce los mecanismos de medición del cumplimiento del derecho de las mujeres a una vida libre de violencia, a través de un conjunto de indicadores cuantitativos y cualitativos con base en la metodología del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (acnudh). Durante el proceso de aplicación de dicha metodología para el caso de México fue fundamental la participación de expertos y expertas pertenecientes a instituciones gubernamentales, académicas, organizaciones de la sociedad civil y agencias del Sistema de las Naciones Unidas en México.

http://hchr.org.mx/files/Libro_Indicadores_VcM_Final.pdf

 

Exponen vulnerabilidad de menores al abuso sexual ante la CIDH. Nicaragua. 2013

Miguel Carranza – El Nuevo Diario – 20/03/2013

Nicaragua, Managua – De 5,371 casos de violencia sexual contra mujeres registrados en Nicaragua durante 2012, a niñas y adolescentes menores de 17 años corresponden 4,532, según el informe expuesto por tres organizaciones nicaragüenses ante representantes de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, durante la 147 sesión, celebrada hace unos días en Washington, Estados Unidos.

El informe destaca que de 85 mujeres asesinadas, solo se apresó a 24 agresores y apenas cuatro han sido condenados, mientras el resto de los casos no han sido resueltos, según expuso Azahálea Solís, del Movimiento Autónomo de Mujeres, MAM.

En tanto, Luis Carlos Buob, del organismo regional Centro por la Justicia y el Derecho Internacional CEJIL, añadió que la violencia que viven las niñas, adolescentes y mujeres en Nicaragua es “alarmante”, según los propios datos de la Policía Nacional y del Instituto de Medicina Legal nicaragüense.

Leyes no garantizan justicia

Buob agregó que pese a contar con un marco jurídico, las mujeres nicaragüenses no encuentran respuesta a las denuncias, y señaló que las autoridades correspondientes no actúan con urgencia para identificar, investigar, procesar y juzgar a los responsables.

Por su parte, Martha María Blandón, del organismo IPAS Centroamérica, la tercera organización que tuvo parte en la audiencia con la CIDH, entregó un informe detallado de los casos de agresiones sexuales y la impunidad en que se han desarrollado las situaciones de violencia.

IPAS Centroamérica dijo también a través de Mayte Ochoa, que son las organizaciones de mujeres en Nicaragua las que están dando respuesta en los albergues a las niñas violadas y a mujeres agredidas, un rol que a su juicio le correspondería al Estado y que no lo brinda adecuadamente.

Hay leyes que defienden a las mujeres

No obstante, por el Estado de Nicaragua el abogado Iván Lara, presente también en la audiencia, contestó las críticas de las tres organizaciones no gubernamentales, destacando que Nicaragua goza de un marco jurídico adecuado, así como de programas y de proyectos sociales que favorecen a las niñas y a las mujeres.

También Luis Alvarado, otro representante del Estado nicaragüense, reprochó las críticas de las organizaciones nicaragüenses, al señalar que estas solo denuncian, y las invitó a realizar propuestas.

Solicitan visita oficial

Las tres organizaciones de Nicaragua demandaron a la CIDH realizar una visita conjunta al país, en la que participen la Relatora para Nicaragua y las Relatoras de la Mujer y la Niñez de esta organización.

Plantearon que la CIDH haga la solicitud y que Nicaragua pueda dar una respuesta en un plazo de 30 días.

Cabe señalar que desde que asumió el gobierno el presidente Daniel Ortega, las organizaciones de la sociedad civil han pedido que el Estado invite a una delegación de la CIDH para visitar Nicaragua y constatar las denuncias, pero hasta ahora siguen esperando respuesta del permiso oficial, señalaron representantes de estas tres organizaciones, ante la comisionada de la CIDH, Rosa María Ortiz.

Bolivia pena el feminicidio con 30 años de cárcel. 2013

Efe – Público – 09/03/2013

Bolivia, La Paz – El presidente de Bolivia, Evo Morales, promulgó hoy una ley que castiga el feminicidio con 30 años de prisión, una norma de cien artículos que busca acabar con la violencia machista y otorgar a la mujer una protección integral.

El mandatario firmó la “Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una vida libre de violencia” en el Palacio de Gobierno de La Paz, en un acto al que asistieron organizaciones de mujeres indígenas, de feministas y de defensa de los derechos humanos.

Morales dijo que la ley tiene que ser aporte efectivo para frenar la violencia y las agresiones contra la mujer y garantizó los fondos necesarios para la aplicación de la norma, al tiempo que pidió al Parlamento y a sus ministros los reglamentos respectivos para que la ley ingrese plenamente en vigor en uno o dos meses.

Según el Centro de Información y Desarrollo de la Mujer (Cidem), desde 2009 a la fecha se registraron en Bolivia 403 feminicidios, 21 de ellos en los dos primeros meses de 2013, y 218 asesinatos de mujeres por inseguridad ciudadana y otras causas.

La nueva ley incorpora en el Código Penal el delito del feminicidio, definido como el asesinato de una mujer por su condición de mujer, con una pena que de 30 años sin derecho a indulto, la sanción más alta que tiene la legislación boliviana.

La aprobación de la norma fue acelerada en el parlamento después de que el 12 de febrero pasado la periodista Hanalí Huaycho fuera asesinada a puñaladas en presencia de su hijo de cinco años por su marido, el teniente de policía Jorge Clavijo, sin que hasta ahora las autoridades hayan dado con el agente.

El caso ha conmocionado a toda Bolivia, donde siete de cada diez mujeres han sufrido algún tipo de violencia, según el Cidem. En el quinquenio 2007-2011 se presentaron 247.369 denuncias por violencia machista, de las que sólo 51 casos han concluido con una sentencia, según la misma entidad.

Curso on line: Herramientas pedagógicas para la prevención de la trata y la prostitución con adolescentes

España, Madrid, 07/03/2013 – Para eliminar la explotación sexual comercial es preciso un cambio en las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales y estos cambios deben darse desde diversos frentes y a través de múltiples estrategias. Esta es una propuesta ludopedagógica. Trabajaremos con la infancia y adolescencia las sexualidades, y lo haremos desde la educación y el arte.

Para eliminar la explotación sexual comercial es preciso un cambio en las estructuras sociales, económicas, políticas y culturales y estos cambios deben darse desde diversos frentes y a través de múltiples estrategias.

Esta es una propuesta ludopedagógica. Trabajaremos con la infancia y adolescencia las sexualidades, y lo haremos desde la educación y el arte.

¿Por qué con infancia y adolescencia?

La razón más evidente es por la necesidad de trabajar desde una doble vertiente preventiva: tanto como posibles explotadores, como posibles víctimas.

Porque la infancia y la adolescencia son etapas cruciales donde se forjan los valores y actitudes que acompañan a nuestras sexualidades, y nos permiten desarrollarlas en un marco de libertad, respeto y diversidad. La propuesta pedagógica parte de una concepción protagónica de la infancia y la adolescencia, en el sentido de sujetos/as participativos/as, motores de cambio, esperanza y transformación. Como actores de praxis cultural y ejercicio político real y efectivo.

¿Por qué sexualidades?

Porque la sexualidad nos atraviesa desde todas las dimensiones del ser humano, y a pesar de ello sigue estando llena de mitos, silencios y tabúes. Porque cada día recibimos un incesante bombardeo de mensajes vinculados a la sexualidad pero paradójicamente sigue siendo la gran desconocida, caldo de cultivo para las desigualdades y discriminaciones.

Por todo ello es preciso abordar las sexualidades desde una perspectiva sistémica y compleja que incluya los grandes temas tabú como la prostitución o la explotación sexual comercial (trata con fines de explotación sexual y ESCI). Éste es un requisito indispensable para lograr un cambio social que apueste por relaciones libres, placenteras y respetuosas.

¿Porqué Educación y Arte?

Esta propuesta trabaja a través de la educación y el arte. El arte no como patrimonio de artistas, sino como manifestación de lo humano con capacidad para albergar y potenciar la diversidad, para vivenciar un proceso continuo de autoconocimiento y de construcción colectiva. Como herramienta de producción simbólica que posibilita la transformación social. El arte porque nos enseña a construir colectivamente, a renunciar, a fortalecernos en el disenso, a dejarnos sorprender con lo diverso. Porque son experiencias totalizadoras que implican cuerpo, pensamientos y emociones.

DURACIÓN

Once semanas: del 15 de abril al 30 de junio de 2013 – 100/120 horas.

OBJETIVO GENERAL

Proporcionar herramientas pedagógicas para analizar la prostitución, la trata y explotación sexual comercial infantil desde una perspectiva feminista y de derechos humanos que permitan incidir en la construcción de modelos de sexualidad diferentes a los que promueve la actual “industria del sexo”.

OBJETIVOS ESPECÍFICOS

  • Promover entre la adolescencia el conocimiento y la reflexión en torno a la explotación sexual comercial (causas, consecuencias y principales factores y actores relacionados).
  • Generar desde la intervención social y la educación con las y los adolescentes una visión crítica y responsable que conduzca a un actuar colectivo para lograr cambios sociales en torno a la explotación sexual comercial.

METODOLOGÍA PEDAGÓGICA

Desde Feminicidio.net y la asociación Otro Tiempo nos motivó plantear una propuesta que combinara herramientas pedagógicas creativas con herramientas de la sociedad de la información. Alicia Bustamante pondrá en práctica su experiencia de intervención social y trabajo de procesos comunitarios con adolescentes y jóvenes en Perú, Nicaragua y España adaptándola a una metodología on-line inspirada en técnicas de ludopedagogía y de educación popular.

Replanteamos los modelos tradicionales de aprendizaje (el profesorado sabe, el alumnado ignora) y proponemos una formación basada en la construcción colectiva de conocimiento. A partir de herramientas muy diversas: lecturas, videos, dinámicas participativas, escritura creativa, artes plásticas, microteatro, foros, etc., configuramos una metodología donde la participación y la experimentación creativa son aspectos esenciales en el proceso de aprendizaje.

El curso se desarrollará desde la Plataforma de E-learning de Feminicidio.net basada en Moodle, una aplicación web de tipo medio educativo virtual que nos permitirá incorporar las técnicas participativas más novedosas.

DIRIGIDO A:

Maestras/os, educadoras/es, facilitadoras/es, monitoras/os de ocio y tiempo libre y todas aquellas personas interesadas en la educación como herramienta de empoderamiento y transformación social para trabajar la prevención de la explotación sexual comercial con adolescentes u otros colectivos/grupos.

PROGRAMA

Modulo 1. Preparando el terreno

1. Las cajas: antes de empezar.

2. El mapa: puntos de partida, puntos de fuga y puntos de llegada.

3. Lienzos: identidades construidas y en construcción.

4. Espejos o espejismos: (re) pensar las sexualidades.

Modulo 2. Entre la preparación y la siembra

5. Sexualidad y comercio

Modulo 3. La siembra

6. Semilla 1: trata ¿de qué se trata?

7. Semilla 2: debate y acción en torno a la prostitución.

8. Semilla 3: explotación sexual comercial infantil (ESCI).

9. Siembra: ¿y ahora qué? Elaborando un plan de acción.

Coordinado por Alicia Bustamante

Antropóloga y Educadora Social. Viajó por primera vez a México con una beca de investigación, desde entonces ha mantenido un vínculo estrecho con América Latina y sus realidades. La mayor parte de su trayectoria profesional se ha desarrollado en el ámbito de la intervención social y la formación de formadoras/es, tanto en España, como en Perú y Nicaragua. Trabaja e investiga en torno a los procesos comunitarios y la aplicación de herramientas creativas para el aprendizaje colectivo, el empoderamiento y la incidencia política. Especialista en técnicas pedagógicas no formales como el teatro social. Cree firmemente en el potencial transformador de la educación, el arte y los feminismos.

Coste del curso: 110 euros. Cuota reducida: 90 euros, aplicable a desempleados/as, estudiantes o grupos (dos o más personas de instituciones, asociaciones, empresas, colectivos…). Puedesdescargar la ficha de inscripción y enviarla a cursosonline@feminicidio.net. Para información adicional consulta este enlace.

Acceso a la justicia para las mujeres migrantes, violencia sexual y derechos reproductivos. México. 2013

Lourdes Enríquez – Cimacnoticias – 26/02/2013

México, México D.F. – La experiencia de la migración como necesidad o como deseo de las mujeres, provoca movilidad constante, situaciones complejas y cambiantes, sucesivas rupturas que van incidiendo en su identidad de género (que está en tránsito y en devenir), y que inciden también en sus proyectos de vida, estimulando su capacidad creativa de adaptación y de modificación de esos proyectos que intentan cumplir sorteando las dificultades que se les presentan, todo ello rodeado de un fuerte grado de vulnerabilidad.

Ser migrantes, pobres y mujeres las hace más vulnerables frente a las violencias que padecen, y frente a las estrategias de sobrevivencia ante circunstancias como la trata (explotación sexual y laboral), el comercio del sexo, el tráfico, o la servidumbre doméstica.

En el libro “Mujeres transmigrantes”, coordinado por Oscar Arturo Castro, se da cuenta de testimonios que explican que las mujeres se sienten acosadas y hostigadas todo el tiempo.

Inician su viaje con la consigna “dispuestas a todo” y normalizan o naturalizan la violencia contra ellas, para poder realizar su proyecto migratorio. La violencia con connotaciones sexuales es constante.

El grupo de investigación que publica el libro advierte que la mayoría son mujeres con historias de violencia previa en sus lugares de origen: violencia familiar, sexual, social, política o incluso todas. Y que la apertura al sometimiento es más fuerte cuando las mujeres tienen hijos o personas que dependen de ellas.

Se les llama flujos migratorios femeninos porque se trata de una población móvil que está de paso, que está en tránsito y que también se oculta porque evita ser detectada para sustraerse de las amenazas a las que su condición la expone.

Expertas en el tema “feminización de la migración” como Mara Girardi y Dolores Juliano, afirman que al espacio doméstico están vinculados los mandatos relativos al cuerpo de la mujer, punto de partida de las construcciones sociales basadas en la diferencia sexual en cuanto a objeto originario de la expropiación que han sufrido las mujeres.

La moral sexual y la reglamentación de la sexualidad es un mecanismo cultural importante que legitima la expropiación y contribuye a reproducirla. La violencia simbólica y material es el mecanismo que garantiza ese control.

Por lo que en las mujeres migrantes, al alejarse del ámbito doméstico, su cuerpo se vuelve más vulnerable, ya que rompe los esquemas sociales, materiales y simbólicos de protección.

La mujer que desobedece los mandatos rompiendo los vínculos se expone a un castigo que puede ser anónimo, cualquier hombre puede atribuirse el papel de encarnar la autoridad cuestionada.

De hecho, la violación como apropiación del cuerpo de la mujer, ha sido un castigo socialmente aceptado, de manera explícita, en ciertos momentos y lugares de la historia de nuestra sociedad y cultura.

En la condición de vida de las mujeres migrantes debemos hablar de violencia sistémica, por las serias carencias y múltiples formas de violencia que enfrentan, por su pobreza y marginación, tanto en los lugares de origen y de destino, como en el trayecto donde, debido a su condición de extremo riesgo, están expuestas a formas de explotación y abuso.

La identificación de sus propias necesidades está muy condicionada por el “rol de servicio y cuidados”, y en algunos casos, por el mandato de la maternidad que les asigna la sociedad y que se ve agudizado por la irresponsabilidad paterna y la ausencia del Estado o por la ideología punitiva de éste para castigar decisiones autónomas como el rechazo a una maternidad forzada.

Para la pensadora Judith Butler, la violencia es una acción que aprovecha la vulnerabilidad; en tanto, ciertos mecanismos discursivos y estéticos se apropian y explotan, hipertrofiando, el lazo primario que los cuerpos establecen fuera de ellos y en relación con los otros.

Estos mecanismos atraviesan políticas estatales y medios de comunicación, e imponen distinciones y marcas sobre los cuerpos y la forma en que deben ser vividos y deben concebirse como valiosos o no.

El filósofo y psicoanalista Slavoj Žižek ha distinguido violencia subjetiva y violencia objetiva. La primera es aquella que es hecha visible y donde se puede identificar al agente. Afirma que ideológicamente esta violencia se percibe sobre un supuesto fondo de nivel cero de violencia, es decir, está normalizada.

A la segunda la nombra sistémica y la caracteriza como invisible, ya que, afirma, es la normalidad del funcionamiento de los sistemas económico y político.

Por otro lado, el pensador Achille Mbembe, retomando la distinción foucaultiana, ha hablado de una necropolítica como cierta forma de soberanía sobre la vida y la muerte que ejercerían ciertos grupos delictivos o agentes del Estado sobre personas o comunidades específicas.

El hacer referencia a necropolíticas consentidas por el Estado, quiere decir la impune instrumentación de una política dirigida hacia un grupo vulnerable e invisibilizado, como es el caso de las mujeres migrantes.

Se trata de una impunidad sistémica, estructural y compleja, en la medida que cuando se singulariza el fenómeno descrito como delito, se le aísla de los dispositivos sociales que lo producen como bio-política (en términos del filósofo Michel Foucault), para ocultarse en la normalización e impunidad.

Llevando estas reflexiones al tema que hoy nos ocupa, una estudiosa de la migración femenina, como Isabel Vericat, explica en entrevista que las mujeres migrantes se sienten una presa acosada de diferentes maneras y todo el tiempo.

Ellas saben que son perseguidas por grupos de la delincuencia para secuestrarlas junto con sus compañeros de travesía, acechadas por negociantes de todo tipo que buscan la manera de atraerlas a engrosar sus negocios seduciéndolas, engañándolas o comprando la complicidad de sus acompañantes para que les faciliten el acceso a ellas, se las entreguen o se las vendan.

También son codiciadas y acosadas por todos los hombres con los que se encuentran, compañeros de viaje, polleros, policías, funcionarios, autoridades, secuestradores, asaltantes, extorsionadores, para servirles de amantes, no solamente con la voluntad de utilizarlas para su propio placer, sino con el propósito de ejercer sobre ellas la forma de control más extrema, que en nuestras sociedades y en las culturas androcéntricas y sexistas dominantes está relacionada con el uso arbitrario del cuerpo de la mujer, a través de modalidades que pueden llegar a la tortura sexual.

Vericat detalla que los imaginarios ligados a la sexualidad como territorio primordial de la dominación masculina se manifiestan de manera extrema. No se trata de satisfacer una necesidad física, sino más bien una necesidad simbólica que encierra un conjunto de mensajes verticales de sojuzgamiento y subordinación.

Podemos afirmar que se singulariza a la víctima como símbolo del sexo, se naturaliza a la víctima, se vuelve una víctima natural de uno o más depredadores.

Como ha escrito la antropóloga brasileña Rita Laura Segato: “La mujer es expropiada del control sobre su espacio-cuerpo, mientras la maquinaria o tecnología que conforma lo social se vuelve obscura al precipitarse la atención de la ley y de los medios de comunicación sobre la víctima, y ‘su natural culpa’ o la razón de ‘móvil sexual’”.

Vuelve a mujeres concretas un símbolo, una representación de lo que la tecnología de la dominación inviste en su cuerpo. Cuerpo atravesado por los discursos del poder.

Y añado, también es, quizá, el resultado paroxístico de un poder que se vive insuficiente para producir y reproducir la dominación de los cuerpos femeninos, entonces, procede a violentarlos y torturarlos.

La misoginia por detrás de los actos que violentan sexualmente a las mujeres es un sentimiento más próximo a los cazadores por su trofeo, se parece al desprecio por su vida o a la convicción de que el único valor de esa vida radica en su disponibilidad para la apropiación.

Podemos argumentar siguiendo a la filósofa Ana María Martínez de la Escalera, que “lo femenino no es un asunto identitario, es la estereotipificación lo que realmente se produce en la víctima. Por lo que una estrategia de movilización contra la dominación de los cuerpos femeninos debe estar al tanto de que las subjetividades femeninas no son universos acabados e individuales, sino procesos tensionales que remiten a identidades múltiples”.

**Ponencia leída en el simposio internacional “Feminización de las migraciones y Derechos Humanos”.

*Abogada y maestra en Filosofía del Derecho por la UNAM. Colaboradora del Programa Universitario de Estudios de Género.

LOS MITOS DE LA VIOLENCIA DE GÉNERO. 2013

. España – En un trabajo de Esperanza Bosch-Fiol y Victoria A. Ferrer-Pérez, de la Universidad de las Islas Baleares, publicado en la revista científica Psicothema el pasado año ( Vol.24, nº4) se hace una actualización de los mitos sobre la violencia de género. Las autoras realizan un mapa para facilitar la comprensión de los distintos conceptos relacionados con los mitos acerca de la violencia doméstica, determinar si hay una jerarquización según su peligrosidad y detectar la presencia de los mitos. http://www.feminicidio.net/noticias-de-asesinatos-de-mujeres-en-espana-y-america-latina/21-violencia-genero-otros-medios/4338-Los%20mitos%20de%20la%20violencia%20de%20género.html