Un albergue contra el dolor. Panamá. 2012

Ellas luchan por olvidar

Katherine Palacio P. – Crítica – 15/10/2012

Panamá, Ciudad de Panamá – La violencia de género es un flagelo que va en aumento en Panamá. Hasta septiembre se han reportado 31 casos en mujeres que han muerto de forma violenta. En lo que va del año, el Instituto Nacional de la Mujer ha atendido 431 casos de violencia y el Ministerio de Desarrollo Social documenta 483.

Ante esta situación que afecta a miles de mujeres y que en muchos casos no es denunciada, el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) y el Programa de Seguridad Integral (PROSI) anunciaron que se le hizo una serie de mejoras, por encima de los $211 mil, al albergue Nueva Vida en Panamá, para mujeres víctimas de la violencia.

Este albergue ha recibido a más de 300 mujeres junto a sus hijos e hijas desde su fundación hasta la fecha. A las mujeres y los niños que llegan a los albergues ubicados en Panamá, Colón y Chiriquí se les brinda atención mental, física, legal, social y seguimiento académico para los niños y niñas.

LAS MUJERES EXPLOTAN

La directora del INAMU, Markelda de Herrera dijo que la mayoría de los casos de mujeres que cometen homicidios, estas han sido maltratadas y tienen una historia de violencia, pero no han recibido la ayuda oportuna y llega el momento en que en defensa propia pueden incluso matar a su pareja.

HACE FALTA LEGISLACIONES

Actualmente en Panamá no se ha tipificado el feminicidio, a pesar de que el INAMU y el Consejo Nacional de la Mujer han estado de cerca en la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional, para que se impulsen los dos anteproyectos que pretenden castigar el feminicidio hasta con 30 años de prisión, además de buscar la creación de cuerpo de policías especializados en el tema de violencia y las fiscalías pertinentes.

Hay dos tipos de feminicidio, el íntimo que es aquel entre parejas o exparejas, y el feminicidio ampliado, que incluye muertes violentas de mujeres bajo otras circunstancias.

“Más del 30% de los casos de feminicidios se dan a manos de desconocidos”, agregó Herrera.

EL DILEMA DE LAS BOLETAS DE PROTECCIÓN

Conseguir las legislaciones adecuadas permitirá que muchas mujeres no mueran con una boleta de protección en mano. La directora del INAMU explicó que una vez se emite la boleta, inmediatamente tiene que reaccionar el sistema de justicia para que no dejen en la impunidad a los delincuentes, porque los que incurren en el delito de violencia doméstica muchas veces son encarcelados, pero salen de la cárcel sin recibir la rehabilitación necesaria.

HAY QUE EDUCAR A LOS NIÑOS

Mulino: la sociedad y la Iglesia no actúan

El ministro de Seguridad Pública, José Raúl Mulino, aseguró que el maltrato forma parte del componente primario de la sociedad violenta, porque el 46% de los homicidios son aportados por la sociedad y no por el crimen organizado.

Mulino cuestionó tanto a la sociedad civil como a la Iglesia porque asegura que no están reaccionado con los problemas de violencia.

“La Iglesia solo se dedica a hablar del problema, algunas ONG se meten, ponen la cara, invierten recursos y, el resto, siento yo, que son discursos de púlpito, pero no siento todavía un sociedad comprometida con el tema de la violencia intrafamiliar o violencia social que estamos viviendo”, apuntó el ministro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s