Sin avances, el combate a la violencia contra mujeres. México. 2012

Ariane Díaz

Periódico La Jornada

Viernes 28 de septiembre de 2012, p. 43

En México no se ha avanzado en el combate a la violencia contra las mujeres porque el trabajo se ha enfocado sólo en atenderlas, dejando de lado el papel de los hombres en el ciclo de la violencia por lo que es necesario replantear la estrategia y trabajar en la creación de nuevas masculinidades, sostuvo Dilcya García Espinoza de los Monteros, Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres.

Al inaugurar el foro Masculinidad para una vida libre de violencia, la funcionaria apuntó que la razón por la que no se ha logrado erradicar el maltrato a la mujer a pesar de contar con presupuestos mayores, así como instituciones y legislación en la materia es porque en 40 años no se ha movido el modelo de atención, centrado en atender a las víctimas, en lugar de considerar el papel de los varones y que éstos también sufren la violencia que generan.

Si no trabajamos en modelos de intervención para varones y replanteamos la forma de detener, reconocer y abatir el ciclo de la violencia, paramos ese proceso para una mujer, pero lo dejamos abierto para cinco más, advirtió.

En el mismo sentido se expresaron funcionarios del Instituto Nacional de Ciencias Penales y el Centro Nacional de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, quienes subrayaron la importancia de atender desde la infancia las primeras expresiones de violencia. Es necesario repensar la política infantil y la política de juventud, acotó Enrique Betancourt, titular de dicho centro.

El pacto masculino

Mauro Vargas, director de la organización Género y Desarrollo (Gendes), expuso en entrevista que jueces, ministerios públicos y administradores de justicia en el país están inmersos en el sistema patriarcal imperante, lo que se traduce a menudo en una revictimización de las mujeres y la negación de justicia ante los abusos que sufren.

“Sigue privando un esquema tradicional en el que se responsabiliza a la persona que ha sido afectada y hay expresiones como ‘¿Para qué los provocas?’, en casos de violación, por ejemplo”.

A ello se suma la existencia de unpacto masculino según el cual se establece una especie de alianza entre varones para mantener el estado actual de las cosas, es decir, un sistema en el que los hombres gozan de privilegios y poder en detrimento de las mujeres.

Estudios del Banco Interamericano de Desarrollo indican que la violencia contra las mujeres le cuesta al país 1.6 por ciento de su producto interno bruto (cerca de 113 mil millones de pesos).

Michael Kaufman, integrante de la internacional The White Ribbon Campaign, en Canadá, expuso la necesidad de que los varones que no ejercen violencia se manifiesten en contra de ésta y de trabajar en las escuelas para promover ideas diferentes sobre la masculinidad, que incluyan el respeto por mujeres y otros hombres.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s